economia - Mendoza Mendoza
domingo 14 de agosto de 2016

El Gobierno decidió concentrar los fondos de Mendoza en una Agencia de Financiamiento

Lo que hace la agencia es congregar todos los sistemas de financiamiento que maneja el Estado, los del sector productivo, la obra pública y ante los organismos multilaterales de crédito.

La impronta cornejista de reordenar el Estado ha llevado a la actual administración a barajar y dar de nuevo en un área clave que maneja el financiamiento que recibe y da la Provincia.

El gobierno de Alfredo Cornejo decidió unificar en la Agencia de Financiamiento Provincial todo el manejo de los fondos que la Provincia gestiona. Es un área que en total maneja unos $12.000 millones por año y que estaba desperdigada entre varios ministerios y subsecretarías que a partir de ahora estarán nucleados en un solo organismo. Es el que está encabezado por el ministro de Hacienda, Martín Kerchner, y en el que también participan el ministro de Infraestructura, Energía y Economía, Enrique Vaquié, y el de Gobierno, Dalmiro Garay.

Lo que hace la agencia es congregar todos los sistemas de financiamiento que maneja el Estado, los del sector productivo, la obra pública y ante los organismos multilaterales de crédito.

El subsecretario de Financiamiento de la provincia, Lisandro Nieri, es el gerente general de la agencia. "Es decir que con la misma cantidad de cargos políticos hemos puesto en una misma unidad de mando todo el financiamiento", detalló el ministro Martín Kerchner.

No es un banco
El funcionario se encargó de remarcar que esta idea está lejos de ser el germen para la conformación de un nuevo banco provincial. "Lo que se busca es ser más eficientes. Mendoza necesita un banco, pero no es el momento de pensar en eso, porque hay necesidades mucho más urgentes que resolver. En el futuro será necesario. Todas las provincias lo tienen a excepción de Mendoza y Salta. Pero primero, nadie está pensando en hacer un banco de consumo. No es viable pensar abrir sucursales ni invertir para dar tarjetas de crédito, préstamos personales y tener cajeros automáticos. En lo que hay que trabajar en el mediano plazo es en tener un banco de segundo orden, destinado a desarrollar el sector productivo. Pero eso es para más adelante. Esto requiere de capital propio y hoy no lo tenemos. Venimos de ocho años de déficit y tendremos $5.000 millones de rojo este año", dijo contundente el ministro.

La Agencia de Financiamiento tiene tres patas.

Por un lado, nuclea todo lo relacionado con el financiamiento del Estado con la colocación de deuda pública.

En segundo término está lo relacionado con los préstamos multilaterales. Esto está nucleado en la UFI (Unidad de Financiamiento Internacional). "Hasta ahora esta unidad estaba partida en pedazos y cada ministerio por separadoç tenía proyectos financiados por la UFI. Esto produce no sólo mucho desorden administrativo, sino que también significó que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) nos castigara no dando préstamos directos, sino sólo a través de la Nación".

Y la tercera pata que engloba la nueva agencia es la de los fondos destinados al sector productivo. Aquí se incluye todo lo que maneja el Fondo para la Transformación y el Crecimiento, que son los préstamos que otorga a distintos sectores productivos a tasa de interés muy bajas. Un fondo que tiene en promedio $450 millones para repartir cada año.

En este combo también está incluida Cuyo Aval, la sociedad de garantía recíproca que presta avales para que el sector productivo pueda tomar mejores préstamos en mejores condiciones.

También está Mendoza Fiduciaria, que tiene en este momento más de 30 fiducias operativas.

"Todo esto estaba desperdigado y ahora se analizarán las alternativas de financiamiento en forma conjunta, para que cuando estemos discutiendo líneas de financiamiento lo podamos hacer en forma más ordenada y eficiente. Hemos unificado todo, incluso físicamente, porque la agencia funciona en un mismo espacio en la Casa de Gobierno donde antes estaba la Fiscalía de Estado", contó Kerchner.

En números, la nueva agencia está destinada a manejar una masa de fondos de cerca de $12.000 millones por año. El grueso de esos fondos son los que se gestionaron para afrontar el pesado déficit que arrastra la provincia de años anteriores. Entre los U$S500 millones que consiguió la administración de Cornejo, más los $4.200 millones que había gestionado el gobierno anterior y los $200 millones de la emisión de letras, se suma un subtotal de algo más de $11.000 millones.

Además hay que contar los préstamos en marcha para la concreción de obras públicas con aportes del BID, por alrededor de $500 millones. Entre esas obras se incluyen muchas de las mejoras que están encarando los municipios, por ejemplo el mejoramiento de avenida San Martín en el tramo de Las Heras, el túnel de Cacheuta que unirá con Potrerillos y la ruta 40 con la doble vía a San Juan, ejemplificó el ministro.

Y por último se cuentan los fondos que la agencia tendrá disponibles para desarrollos productivos, unos $400 millones del Fondo para la Transformación y cantidades similares que disponen Cuyo Aval y Mendoza Fiduciaria para apuntalar al sector de la producción local.

Fuente:

Más Leídas