economia - cambio climático cambio climático
lunes 11 de septiembre de 2017

El cambio climático amenaza la producción de vinos y champán

En problemas. El calentamiento global también está dañando la producción de té y café. Alerta mundial.

El cambio climático, que ya afectó la producción de té y café, amenaza también con alterar la elaboración de vinos espumantes, como la cava o el champán, según un estudio realizado en viñedos del noreste de España y publicado en la revista internacional "Agricultural and Forest Meteorology".

El trabajo científico determinó que "a medida que las temperaturas medias del planeta sigan aumentando, crearán condiciones más cálidas y secas en esa región ibérica, lo que hará madurar a las uvas más rápidamente y, por lo tanto, afectará negativamente el sabor y aroma de los espumantes".

Para llegar a esa conclusión, los autores utilizaron datos de los registros de lluvias del período 1998-2012 y crearon modelos matemáticos para predecir cómo se verían afectadas las tres variedades de uvas utilizadas en la producción de las cavas. El adelanto en la maduración de la uva "hace que la cava sea menos ácida y más azucarada, y como parte del azúcar se convierte en alcohol durante la fermentación, también hace la bebida más alcohólica", agregaron.

Según los autores, "es probable que se produzcan cambios similares en las cosechas de Francia, donde las uvas de la región de Champagne, la más apreciadas entre los espumantes, se están cosechando dos semanas antes que hace 20 años. Las uvas de Champagne "también están resultando de mayor tamaño, tienen más azúcar y, por lo tanto, producen una bebida más alcohólica", señalaron.

Si las temperaturas suben hasta cinco grados centígrados a finales del siglo, como predicen algunos modelos, "podrían cambiar los fundamentos de las variedades de uva", dijo Thibaut Le Mailloux, de la asociación comercial "Comité Champagne", al diario británico The Telegraph.

"Es absolutamente esencial comenzar la investigación ahora, porque en 25 años será demasiado tarde", advirtió Le Mailloux.

Asimismo, los cambios supondrán una ventaja para otras bodegas, ya que si España y Francia dejaran de producir tanta cantidad de espumante, "Inglaterra podría recoger la posta", advirtieron.
Fuente:

Más Leídas