economia - Mendoza Mendoza
miércoles 02 de agosto de 2017

El cambio aduanero llegó tarde para el Día del Niño

La explicación de Mario Bustos Carra, gerente de la Cámara de Comercio Exterior de Cuyo.

El lunes quedó derogada la resolución de aduanas especiales que impedía "teóricamente" la importación de una serie de productos por el paso fronterizo de Mendoza.

La normativa que estuvo vigente desde el 2005 no dejaba ingresar a Mendoza zapatillas, juguetes y calzados. De este modo, los comerciantes locales debían centralizar sus compras en su mayoría, desde Buenos Aires , Córdoba o Salta.

Mario Bustos Carra, gerente de la Cámara de Comercio Exterior de Cuyo, explicó al respecto que en la práctica, sólo sirve para facilitar un trámite, ya que antes, presentando un pedido de excepción se podían importar sin inconvenientes estos productos. También aseguró que con esta modificación se agiliza el comercio exterior y se sigue resintiendo la fabricación nacional.

Consultados sobre el impacto de esta medida en sus ventas para el Día del Niño, los comerciantes mendocinos indicaron que no influirá en los precios para esta fecha en particular porque el stock de los productos que saldrán a la venta ya fue comprado en mayo y los costos están calculados de antemano. Quizás para futuras celebraciones como Navidad se noten cambios.

comercio-2.jpg

Diego Vera, dueño de una importante bicicletería céntrica, contó que trabaja con importadores de Buenos Aires y la derogación de la resolución le serviría para analizar la incorporación de importadores de Chile o bien quitar del medio a todos los intermediarios y traer por la Aduana productos comprados directamente desde las fábricas de otros países del mundo.

"Han liberado los contornos de la Argentina para poder importar, esto creo que puede abaratar los costos de fletes y traslados para los importadores. A mí lo que me conviene analizar es traer mercadería de Chile porque tienen una política norteamericana de trabajo: ellos sacan modelos nuevos y lo anterior lo bajan 30% o 50%. Lo que ellos descartan, para nosotros es novedad, porque venimos muy atrasados", describió el comerciante.

"A nosotros nos arruina que la gente vaya a comprar productos a Chile porque así como van a comprar televisores traen bicicletas", contó Marcelo Zera, encargado de otra casa de venta de bicicletas.

El comerciante dijo que la balanza comercial ha sido mala este año y que esperan tener mejor suerte para el Día del Niño. "La gente cuida su bolsillo y los pocos que tienen algo viajan a comprar afuera. A nosotros la carga impositiva nos perjudica", dijo.

Los jugueteros consultados dijeron no estar enterados de los cambios y anhelan que se cumplan sus proyecciones presupuestarias calculadas.
Fuente:

Más Leídas