economia economia
lunes 06 de junio de 2016

Diez millones de argentinos tienen problemas de empleo

Son las cifras que arrojó el informe del Observatorio Social de la Universidad Católica Argentina (UCA). La situación social está signada por temores y expectativas.

Unos diez millones argentinos están desempleados o se desempeñan en negro. Así lo determinó el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA) en un estudio que contempla la Estructura Social del Trabajo y Calidad de las Inserciones Laborales en la Argentina entre 2010 y 2015.}

También hizo una proyección de los desafíos para las actuales políticas sociales y de empleo.

El documento señala que la economía está estancada en materia de inversión y crecimiento desde hace cinco años, sin creación de nuevos buenos empleos, mientras se mantiene sometida a un creciente proceso inflacionario, un generalizado desorden macroeconómico y un insostenible déficit fiscal.

Según el análisis del equipo que conduce el investigador del Conicet Agustín Salvia, la situación social actual "está signada tanto por expectativas positivas como temores y preocupaciones".

Estadísticas
A fines de 2015, sólo el 43% de los activos tenían un trabajo asalariado o no asalariado con calidad plena de derechos laborales (8,3 millones de trabajadores) y el 31,9% tenían un empleo precario (6,2 millones).

A su vez, el 15,6% de los trabajadores realizaba actividades de escasa remuneración, alta inestabilidad o eran beneficiarios de políticas de empleo (3 millones) y 9,4% estaban desocupados (1,8 millones).

Esos datos arrojan que más de 10 millones de personas sufrían problemas de empleo al finalizar el año pasado, en el que también uno de cada cuatro trabajadores (24,9%) se encontraron desocupados por lo menos una vez en los últimos doce meses (4,3 millones).

Desde 2010, 8 de cada 10 trabajadores ocupados consideran que si pierden su trabajo no conseguirán fácilmente uno mejor o similar al que poseen; ese porcentaje subió entre 2010 y 2015, de 81,2 % a 84,5 %

Expansión
Según el informe de la UCA en los últimos cinco años, el empleo total se expandió 8% se incrementó sólo 3% la cantidad de puestos de trabajo con empleo pleno de derechos; disminuyó en 5 % el número de empleos precarios y aumentaron 80% los ocupados en subempleos inestables.

Este incremento, originado principalmente por las políticas de empleo contracíclicas de generación de puestos de trabajo transitorios, fue el que limitó los niveles de desocupación en un contexto de falta de inversión productiva.

A finales de 2015, el 59,5% de los hogares contaba con un jefe con empleo pleno, jubilado o con rentas holgadas, mientras que el 20,8% de los hogares percibía algún plan de ayuda familiar y el 19,5% no tenía cobertura social alguna o la misma era deficiente.

En este contexto, el 57,4 % de la población económicamente activa, protegida o no, residía en hogares relativamente incluidos a la seguridad social (11,1 millones); el 22,4 % a hogares sin cobertura o con cobertura deficiente (4,3 millones); y el 20,2% a hogares protegidos por programas sociales o ingresos insuficientes de la seguridad social (3,9 millones).
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas