economia economia
sábado 17 de septiembre de 2016

Dicen que por ahora no se repetirá la baja inflación de agosto

No obstante, si la macroecoenomía no se desajusta, los índices deberían seguir camino a la baja, según los economistas.

Los bajos o nulos índices de inflación que arrojó agosto serán irrepetibles en el futuro cercano, pero de todas maneras, los especialistas coinciden en afirmar que las mediciones deberían ir camino a la baja, si las condiciones macroeconómicas no se desajustan.

El INDEC (Instituto Nacional de Estadísticas y Censos) midió en agosto 0,2%, la inflación más baja de los últimos 12 años en el país. A su vez, la Dirección de Estadísticas en Mendoza marcó un récord porque estuvo por debajo de cero (-1,2%). Incluso, el rubro alimentos, que ha sido siempre el más sensible a las subas, registró aumentos muy bajos.

Lógicamente, estas mediciones estuvieron determinadas por el freno que impuso la Justicia al súper aumento de la tarifa del gas que había impulsado el Gobierno de Mauricio Macri.

Los especialistas dicen que el pronóstico para los próximos meses marca una inflación que rondaría entre el 1,2% y el 1,5% mensual.

Las razones

Hay dos razones que explican la pendiente hacia abajo que parece haber tomado la inflación.
Por un lado, la política contractiva del Banco Central, que maneja con mano férrea Federico Sturzenegger, ha mantenido las tasas de interés altas durante gran parte de su gestión, y muy de poco ha comenzado a bajarlas, todo esto en el afán de mantener contraído el gasto.

Incluso esto le ha valido roces con el ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, quien busca dar señales de que lo peor ya pasó, insistiendo en que la inflación está controlada y en que es momento de pensar en la reactivación, en el crecimiento y en fomentar el empleo.

La segunda razón que hace bajar la inflación incluye a la recesión y la baja en el consumo.

Hasta el rubro más inflexible a la baja, como es el supermercado, viene registrando caída en las ventas, admitidas por los propios protagonistas.

No sólo se derrumban sus ventas en los rubros electro e indumentaria, sino también en alimentos. Las bebidas, los lácteos y los productos congelados fueron los primeros que notaron el descenso.

Tanto es así que ahora las cadenas de súper e hipermercados libran una batalla brutal para recuperar ventas a fuerza de promociones y descuentos.

Por eso, en un intento por sostener el consumo, el Gobierno de Macri busca mantener vigentes los planes de cuotas sin interés como el Ahora 12, el plan de Precios Cuidados y la plataforma Precios Claros.

Opiniones

Presidente del Colegio de Ciencias Económicas, Eduardo Marroquín
"Creo que la inflación irá decreciendo de acuerdo al cumplimiento de las metas que el Gobierno se ha impuesto. Si se continúa con el comportamiento fiscal que el tiene hasta ahora, yo creo que se logrará, es decir, hay que mantener la emisión monetaria controlada y el déficit fiscal también. Por eso, el Gobierno trata de mantener el equilibrio para que no aumente el consumo porque eso directamente alienta la inflación. Desde el Banco Central, Federico Sturzegger está haciendo las cosas bien y si bien esto le lleva a tener roces con el otro sector económico que quiere alentar la actividad, mantener las tasas de interés altas ayuda a controlar la escalada de precios.

Los argentinos tenemos mucho entrenamiento inflacionario y por eso, es importante que no se den señales que tiendan a volver a la senda inflacionaria. En este sentido, la confianza de la gente es fundamental para no alentar las expectativas inflacionarias".

Profesor de Economía y Técnica Bursátil de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNCuyo, Enrique Zabos
"Hacia el final del año pasado subieron muchos los precios al máximo posible, porque todos quisieron hacer un colchón. Luego con la devaluación, otra vez se registraron subas de precios. Ahora vivimos unos meses de retracción notoria del consumo, por eso los rubros que pueden, hacen descuentos y ofertas para no caer. Hoy no hay inflación reprimida. Esto se ve también porque las tasas de interés están bajando y no han hecho subir la inflación. En los próximos meses creo que la inflación seguirá a la baja. Parte del trabajo sucio ya se ha hecho. No creo que el aumento de las tarifas impacte demasiado, tal vez un poco más en Buenos Aires, pero en el resto del país ya se venían pagando tarifas altas. Veo buenas perspectivas en materia de reactivación de la obra pública. A partir de julio se comenzó a mover y eso es muy importante porque multiplica ese movimiento en muchos sectores que hoy están muy parados. También esperemos que el Foro de Inversión y Negocios rinda sus frutos y que lleguen inversiones".

Economista. Rector de la Universidad Champagnat, Raúl Mercau
"Es obvio que la medición de agosto es irrepetible porque se debe a la baja de las tarifas del gas. De todas maneras, tanto el Gobierno como muchos economistas convergen en que la inflación núcleo, es decir la inflación que no está influenciada por los precios estacionales, se ubicará en el orden del 1,5% mensual para los últimos meses del año. Eso es lo que espera el Gobierno y si esto se mantiene, implicará una inflación anual del 20%. Este es un número muy alentador porque si ahora se anualiza la inflación de los últimos 12 meses da un porcentaje de entre el 42% y el 45% anual.
El segundo elemento que indica que la inflación seguirá en baja es la recesión, que se nota en la reacción de los grandes jugadores por reactivar las ventas a fuerza de descuentos y promociones.
El Gobierno ha elegido el camino lento y doloroso para bajar la inflación, que es a fuerza de subir la tasas y provocar recesión. Es un camino efectivo pero se paga un costo muy alto por llevarlo adelante".


Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas