economia economia
sábado 23 de julio de 2016

Del ajuste al "populismo financiero": así lo definen algunos economistas

Así en el mes de mayo las importaciones de bienes de consumo se incrementaron un 44,6% en cantidades y las de vehículos en un 27,9%.

El economista Andrés Asiain, quien dirige el Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO), sostuvo que la incipiente modificación de estrategia del plan económico de Cambiemos está "transitando del ajuste al populismo financiero".

La problemática que introdujo la aceleración de la inflación, la caída de la actividad, el endeudamiento provincial y privado y las nuevas presiones de grupos exportadores por rebajas de retenciones son parte del análisis.

Explicó que "la aceleración de la inflación se ha transformado en el talón de Aquiles del programa económico en curso" y agregó que "la suba de los precios en junio alcanzó el 43% interanual y acumula un alza del 30% desde el cambio de gestión, según estadísticas provinciales".

La pauta del 25% anual fijada del programa de "metas de inflación" para el presente año "ya ha ganado el descrédito de sus propios impulsores", dijo.

"Ante la evidencia del fracaso de la política monetaria ortodoxa con sus pronósticos de que la devaluación y megatarifazo no tendrían impacto en los precios, la balanza parece inclinarse hacia la contención del dólar y la apertura importadora como herramientas de estabilización", manifestó Asiain.

"Esa política sustentada en el endeudamiento externo público y privado, podría colaborar con la recuperación del consumo interno y de la actividad de la construcción de cara a las elecciones del año próximo", agregó.

Sostuvo que "el paso del ajuste al "populismo financiero" intenta sacar la economía de la depreflación (depresión productiva con aceleración de la inflación), un camino que no está libre de discordias al interior de la coalición de gobierno".

Pese a la llegada del segundo semestre, la actividad económica sigue sin mostrar "signos de recuperación", opinan los especialistas del CESO.

"La baja en la producción golpea tanto al sector industrial como a la construcción y el agropecuario. A la combinación de un Brasil que sigue sin levantar con un mercado interno golpeado por la parálisis de la obra pública y el deterioro del poder de compra de los ingresos provocado por la inflación, se le suma la política cada vez más clara de apertura importadora", dijeron.

Así en el mes de mayo las importaciones de bienes de consumo se incrementaron un 44,6% en cantidades y las de vehículos en un 27,9%.

Los datos de recaudación de junio, donde los derechos de importación aumentaron un 64,1% en forma interanual, confirman la continuidad de la apertura.

El ingreso de importaciones junto a la estabilidad cambiaria apunta a moderar los aumentos de precios, con el costo de complicar aún más la recuperación de la actividad interna.

En el esquema del populismo financiero, la recuperación del poder de compra de los ingresos obtenida mediante el retraso cambiario y la apertura importadora, impacta centralmente en el sector de los servicios y otros no transables como la construcción ya que las importaciones complican la producción nacional de bienes. Para apuntalar la recuperación de la construcción, el gobierno parece haber comenzado a poner fin a la parálisis de la obra pública.
Fuente: Noticias Argentinas

Dejanos tu comentario

Más Leídas