economia economia
domingo 07 de agosto de 2016

Crisis en los tambos: advierten que los productores pierden terreno en el precio final de la leche

Frente a esa realidad, la mesa de productores lecheros pidieron a las autoridades nacionales definir políticas sectoriales que permitan una recuperación de la rentabilidad perdida

En medio de un proceso inflacionario que eleva cada vez más el precio de le leche en las góndolas, los productores están perdiendo terreno dado que los valores que reciben no marchan al mismo ritmo y eso configura un crisis para el sector.

Así lo señaló la mesa de productores lecheros de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) tras un encuentro en San Miguel de Tucumán, donde se analizó la situación de esta actividad económica.

"La difícil situación del sector se manifiesta aún más en la medida que la inflación aumenta y la participación del productor (que es quien aporta la materia prima) en el precio final cae sostenidamente", dijo la CAME en un comunicado.

Frente a esa realidad, la mesa de productores lecheros pidieron a las autoridades nacionales definir políticas sectoriales que permitan una recuperación de la rentabilidad perdida al entender que es la única forma de devolverle la sustentabilidad.

Consideraron como necesario declarar la emergencia del sector lácteo y sostener la quita de las retenciones a los impuestos al valor agregado (IVA) y Ganancias con la finalidad de mantener el capital de trabajo.Que los tres niveles gubernamentales (Nación, provincias y municipio) reintegren a la cadena parte de los impuestos y tasas que hoy perciben por la actividad, fue otra de las solicitudes de los productores.

Si bien el precio del litro de leche que percibe el tambero en dólares es histórico, no cubre los costos de producción por lo que se necesita un monto adicional al precio, dijeron los tamberos en el encuentro. No obstante, no quieren que ese adicional sea aportado por el Estado como subsidio, sino por los actores de la cadena de valor, con la finalidad de recomponer la ecuación de rentabilidad de distintas fases productivas.

Existen unas seis empresas grandes con una participación del 60% del mercado y una gran cantidad de usinas lácteas PYMES, por donde se canaliza el 40% de la producción, que están atomizadas y tienen relativa incidencia en las decisiones del negocio.

Estas usinas al no contar con los instrumentos y las estructuras necesarias para exportar, vuelcan al mercado interno su mercaderí­a procesada, provocando una caí­da de precios de la materia prima.Por ello -dijeron los tamberos- "es necesario una adecuada reglamentación de la flamante Ley 27.264, conocida como Ley PYME, para acompañar a las pequeñas y medianas empresas en todo su desarrollo, ya sean de sector productivo, agroindustrial o comercial".

"El Estado debe desarrollar polí­ticas para salvar la lecherí­a y garantizar los miles de empleos en los pueblos del interior del paí­s. Con esta coyuntura, es cada vez mayor la cantidad de tamberos que migran a las ciudades por el cierre de su comercio", dijo la CAME.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas