economia economia
martes 15 de marzo de 2016

Compras en internet: vuelve la entrega puerta a puerta pero para pocos

Lo decidió la Secretaría de Comercio. Por ahora, es para aquellos productos destinados a la actividad productiva.

El Gobierno nacional reinstaló el servicio de entrega puerta a puerta para las compras realizadas por internet en el extranjero, pero por ahora, sólo para bienes destinados a la actividad productiva.

En tanto, sigue analizando si también incluirá en el sistema de courier a los bienes de consumo final.

La restricción de esta operatoria había sido dispuesta en 2014 por el gobierno de Cristina de Kirchner para evitar fuga de dólares y su restitución fue anticipada la semana pasada por el titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Alberto Abad.

La resolución de la Secretaría de Comercio rehabilita la compra de productos a través de páginas web de firmas localizadas fuera del país (las más utilizadas suelen ser Ebay y Amazon).

Pero no todo es color rosa: esta decisión, que significa un paso más hacia la apertura de la economía, ya encendió una luz de alerta en los empresarios locales.

"Esta medida es una calamidad. En términos de costos, no se podrá competir con los productos chinos", consideró Adolfo Trípodi, presidente de la Federación Económica de Mendoza (FEM).

Desleal
El referente empresarial considera que se está ante un verdadero caso de competencia desleal.

Y lo explica así: "Un comercio que paga todos sus impuestos, por una cuestión de estructura de costos, no está en condiciones de competir con alguien que sólo tiene el costo de mantener un portal. El consumidor que compra un producto en estos portales tiene que entender que, además del producto, también está importando mano de obra".

Meses atrás, un reclamo de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) retrasó esta modificación. La entidad entendía (y entiende) que en determinados segmentos de mercado será muy difícil competir con productos de otros países. "Un producto chino, por ejemplo, va a ser más barato que uno argentino, porque en China hay un salario de miseria que, en dólares, es imposible competir", ejemplificó Vicente Laurenzo, de esa entidad.
12TAP15032016.jpg

Se terminaron las colas
Este tipo de operaciones debían pasar por la Aduana, donde muchas veces se producían largas colas para retirar los productos. Antes de esta modificación, además de la obligación de retirar la encomienda en la Aduana, se debía presentar una declaración jurada con anterioridad al retiro de la mercadería, para lo cual se debía poseer CUIT, CUIL o CDI y clave fiscal con nivel de seguridad 2, como mínimo.

"Para los consumidores, estos cambios son muy buenos porque desde ahora no perderán tiempo haciendo colas, tiempo que podrán dedicar a realizar actividades más productivas, pero lógicamente los comerciantes se verán afectados.

"Lo que tendría que hacer el Gobierno a partir de ahora es trabajar para bajar los costos de los empresarios argentinos", opinó Jorge Day, economista del IERAL de la Fundación Mediterránea.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas