Anuncios: casa propia y un plan social, otro para la clase media y uno de ahorro previo

El presidente Macri anunció un programa para sectores de bajos ingresos y para la clase media sin dar detalles. La línea de ahorro previo propuesta por Cobos avanza en el Senado.

En menos de 20 días, el Gobierno nacional anunció dos planes de viviendas mientras avanza con un proyecto de ley al respecto en el Congreso de la Nación.

La necesidad de equilibrar con algún plan esperanzador el fuerte ajuste económico y el tarifazo todavía en marcha desbocó al gobierno de Mauricio Macri con anuncios desordenados sobre el sueño de la casa propia.

Así, el jueves pasado el presidente de la Nación anunció, brevemente y sin dar detalles de cuándo estará en marcha, un plan integral de viviendas para los próximos cuatro años.

El anuncio de Macri llegó después, de que otro proyecto de créditos para vivienda a través del ahorro previo, impulsado en el Senado de la Nación por el mendocino Julio Cobos, consiguiera el compromiso de la oposición kirchnerista y peronista para ser aprobado.

Ese mismo proyecto ya está disponible en algunos bancos, pero a través de una inesperada robocopia, que fue lanzada por el Banco Central de la República Argentina (BCRA) sin el conocimiento de Cobos, el autor original del proyecto, y sin que tampoco lo supiera el presidente Mauricio Macri.

Fue el titular del BCRA, Federico Sturzenegger, el que puso en los mostradores bancarios el plan de ahorro previo de las UVI (Unidades de Viviendas) que Cobos está tramitando en el Senado de la Nación.

El anuncio presidencial
Mauricio Macri presentó el jueves pasado un plan de viviendas sociales y créditos hipotecarios para compra y ampliación, y fue el extremo de la contracara de la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner. Mientras Cristina hubiera hecho una gran cadena nacional, Macri le dedicó apenas 9 minutos sin dar mayores detalles y ocupando buena parte de ese tiempo en criticar la media sanción de la ley antidespidos.

Así, nunca quedó claro cuándo comenzará el plan anunciado por Macri pero sí se sabe que será para los próximos cuatro años.

Macri anunció que pondrá en disponibilidad $100 mil millones (unos 7 mil millones de dólares) para la construcción de 120.000 casas para los sectores de menores ingresos, otra línea de 175.000 préstamos hipotecarios para la clase media para la compra de vivienda nueva o usada y también para construir, que se continuará con el Procrear, pero en su versión PRO, eliminando el clásico sorteo de adjudicación para remplazarlo por un sistema de calificación.

La novedad incluye 450.000 microcréditos a tasa cero para la ampliación de viviendas y la titularización de 300.000 inmuebles.

El proyecto presidencial no incluye ni UVI (Unidades de Viviendas) ni ahorro previo y tampoco dio detalles por ahora de hasta qué monto se prestará y a qué plazo máximo de devolución.

El proyecto de Cleto
El proyecto de Julio Cobos, que se estudia en el Senado de la Nación, es el de las UVI (Unidades de Viviendas), las que se podrán adquirir de a 1.000 unidades para destinarlas a ahorro previo para compra o construcción. El ex vicepresidente había tomado la idea del modelo chileno.

Esta propuesta es la que tiene el recorrido más largo y estará disponible en formato de ley, si la Cámara de Senadores y luego la de Diputados le aprueban la iniciativa.

En esta ley se establece que las UVI serán un instrumento de ahorro, las que se actualizarán con los índices inflacionarios y producirán más interés que un plazo fijo para que resulten convenientes.

El objetivo de la metodología es que lo ahorrado en UVI no se licúe con la inflación. Las UVI tendrán el valor del precio del metro cuadrado de la construcción y la compra mínima será en principio de 1.000 unidades.

El proyecto de ley que está en el Senado prevé destinar $50 mil millones para este tipo de planes.

El clon del BCRA
Al fin y al cabo, el único plan que está operativo y ya en oferta en el sistema bancario es la copia coreana de las UVI que lanzó a la calle el BCRA luego de leer el proyecto del senador Cobos.

La iniciativa es prácticamente idéntica pero a pesar de tener una tasa de interés muy atractiva del 5% anual, indexa el capital anualmente al ritmo de la inflación (el índice CER) que provoca que el dinero que el adjudicatario adeuda, vaya creciendo a pesar de que lo va pagando. Se trata de créditos hipotecarios para compra de viviendas de hasta $1.000.000.

Para el caso de obtener el monto máximo del préstamo, si la inflación en un año llega a trepar al 35%, al término del año el capital adeudado se habrá indexado en $350.000, por lo que estará adeudando $1.350.000 más los intereses.

Este plan exige un ingreso mínimo familiar de $26.000 y para el monto máximo prevé una cuota de $8.000, además de financiar hasta el 75%. Es decir, el banco le prestará $750.000 y el interesado tendrá que poner los $250.000 restantes.

Esta línea de créditos ya está disponible en los bancos Macro, Hipotecario, Galicia y Santander Río.
Lo llamativo es que hasta el momento no lo tomaron todas las entidades, ni tampoco lo ofrece el Banco Nación, que no estuvo de acuerdo con esa operatoria y que además no cuenta con un aporte del Estado como en los otros dos proyectos que se conocieron la semana pasada.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas