Martes 29.07.2014

clima T 12°C H 46%

La Copa del Mundo San Juan 2011 está en marcha

Con más de 140 artistas en escena, se inauguró el XL Mundial de hockey sobre patines. El Aldo Cantoni se vistió de fiesta para darle la bienvenida a su quinta Copa del Mundo.

La fiesta fue muy atractiva.

Color, emoción, entusiasmo. Con una varieté de sensaciones, San Juan comenzó oficialmente a vivir la XL edición del Mundial de hockey sobre patines.

Después de diez años de ausencia, la Copa del Mundo volvió a la cuna del hockey y fue recibida con bombos y platillos.

Los primeros minutos de la ceremonia inaugural, lograron ponerle la piel de gallina a más de uno.

En un estadio Aldo Cantoni repleto, 6.500 amantes del deporte le dieron la bienvenida a cada una de las delegaciones que participarán del torneo.

En orden alfabético y acompañados por una pareja caracterizada conforme a las costumbres de cada país, fueron apareciendo una a una las dieciséis selecciones, para que luego, la Banda de la Policía de San Juan, entonara los himnos correspondientes.

Nuestro querido "Oíd mortales" hizo explotar el estadio que, tras la canción patria, comenzó a alentar a sus jugadores con el ya clásico: “¡Vamos, vamos Argentina, vamos, vamos a ganar”!

Con el pecho inflado de puro orgullo e ilusión, los seleccionados se retiraron del campo para así dar comienzo al espectáculo de color.

Alegría, música y talento fueron las claves de un show que quedará en el recuerdo de las miles de almas que asistieron al estadio cerrado Doctor Aldo Cantoni.

Durante veinte minutos, ciento cuarenta patinadoras pusieron en escena el trabajo de muchos meses de ensayo.

Un baile de tango en precisión, que fue aplaudido y admirado por propios y extraños, dio comienzo a la performance, minutos antes de que la canción “Argentina es Mundial”, interpretada en vivo y en directo por cinco artistas locales acompañados por dos guitarras, invadiera todos los rincones del estadio.

Con extrema sincronización, más de cien mujeres jugaron en la pista al compás de la música y el resplandor de diferentes luces de colores. Formaron figuras en cuadratura hasta que aparecieron los símbolos esperados: el patín, el stick y la bocha dando la bienvenida a dieciséis delegaciones que pondrán su sueño en juego.

Veinte niñas patinadoras le dieron aún más calor al show con palomas de fantasía decoradas con los colores de las banderas de cada país participante hasta que la gigante celeste y blanca inundó el pecho de los argentinos desde el centro de la pista.

En ese preciso momento, tres chiquilines vestidos como jugadores de la Selección Nacional tiraron un par de jugadas ante la ante mirada de los espectadores.

Para el momento culmine de la noche, la chicas prepararon una coreo con el logo del Mundial, las insignias de cada seleccionado y un gran sol como emblema de San Juan.

Aplausos por doquier bajaron de cada tribuna del estadio, que como en los buenos tiempos, estuvo repleto de corazones hockistas que disfrutaron, por quinta vez, una ceremonia inaugural en tierras sanjuaninas.