Jueves 28.08.2014

clima T 10°C H 61%

Secciones

Cambia la guinda por los guantes una vez más

El jugador de la selección neozelandesa de rugby Sonny Bill Williams, flamante campeón mundial con su equipo, peleará en febrero por el título nacional vacante de peso pesado de boxeo.

El jugador de la selección neozelandesa de rugby Sonny Bill Williams, flamante campeón mundial con su equipo, dijo el martes a medios locales que cambiará el campo de juego por el cuadrilátero una vez más en febrero cuando pelee por el título nacional vacante de peso pesado de boxeo.

Williams enfrentará a Richard Tutaki, quien lleva 10 años como boxeador profesional, el 8 de febrero en Hamilton, a menos de tres semanas de su debut con su nuevo equipo del Super rugby, Waikato Chiefs.

Williams, invicto en cuatro combates contra una sucesión de rivales de menor envergadura, dijo que Tutaki presentaba un verdadero desafío.

"Pienso que cada vez que uno sube al cuadrilátero, hay un poco de temor, pero eso te motiva a entrenar duro y dar lo máximo", manifestó en una rueda de prensa para medios locales el jugador de los All Blacks.

"El (Tutaki) es un púgil experimentado, con 40 peleas (...) pero estaré bien", aseguró.

Su adversario, de 33 años y apodado Tren Expreso, tiene un historial de 19 triunfos, 21 derrotas y un empate en 41 peleas. Tutaki perdió su última contienda en abril luego de un receso de 18 meses alejado del deporte, informaron medios locales.

Williams ganó su última pelea por decisión unánime en junio contra el veterano de 43 años Alipate Liava, con el entonces entrenador de los All Blacks, Graham Henry, entre el público. Sin embargo, fue criticado por no haber podido noquear a su rival en un combate que fue a seis asaltos en Auckland.

"Me ofrecieron la posibilidad de pelear por el cinturón y eso no es algo que pase todos los días", remarcó el jugador de rugby.

"Es muy emocionante. Ojalá esta vez pueda sumar más éxitos deportivos (...) como boxeador siempre estoy evolucionando y creo que he mejorado mucho", añadió.

De todos modos, las aspiraciones boxísticas de Williams han producido polémica en Nueva Zelanda, con aficionados y expertos preocupados por la posibilidad de que el jugador de 26 años pueda sufrir lesiones serias que perjudiquen su carrera en el rugby.

Williams, quien jugó de centro y de wing en el segundo Mundial que ganaron los All Blacks, no tiene un convenio de recursos con la federación de rugby de su país pero recibió un permiso para realizar un número limitado de peleas al año. (Reuters)

// //