A pasos de ir a juicio el tercer acusado por el doble crimen de Montañita

En los próximos días, la fiscal cerrará la investigación contra José Luis Pérez. Su sangre está en la escena del crimen. Las familias Coni y Menegazzo ya se constituyeron como querellantes.

A pocos días de cumplirse un año de los asesinatos de María José Coni (22) y Marina Menegazzo (21) en la localidad ecuatoriana de Montañita, la Justicia de ese país avanza a paso firme contra el tercer sospechoso del doble crimen y en los próximos días finalizará la etapa de investigación inicial.

Los familiares de las víctimas, a través de sus abogados Hernán Ulloa y Osiris Sánchez, presentaron la acusación formal en contra de José Luis Pérez Castro, el hombre que fue detenido a mediados de noviembre pasado.

Esto es un paso previo donde los familiares se presentaron como querellantes –tal como sucedió en el juicio que condenó a 40 años de prisión a Segundo Ponce Mina (33) y Aurelio Rojo Rodríguez (39)- y que debe realizarse antes de que la fiscal María Coloma termine la etapa investigativa.

El cierre de la instrucción y la audiencia preparatoria para el juicio se realizará en los próximos días, según comentaron fuentes ligadas a la causa. Pérez está imputado como autor del doble asesinato y su situación es complicada. Incluso hace una semana le negaron un pedido que realizó para revocar la prisión preventiva que pesa sobre él.

Una prueba clave es la que compromete a Pérez en el segundo expediente que se ventiló por el asesinato de Majo y Marina. Los peritajes de ADN confirmaron que le pertenecen las manchas de sangre halladas en una pared del interior de la vivienda de Ponce Mina, lugar donde mantuvieron cautivas y asesinaron a las turistas mendocinas.

A esto se le suma que su coartada es poco clara. El hombre manifestó ante las autoridades que estuvo viviendo durante dos meses en esa vivienda y explicó que el rastro hemático puede habérsele caído de su boca ya que había sido atendido por una lesión en una de sus muelas. Sin embargo, los investigadores determinaron que su visita al odontólogo fue en marzo, es decir, posterior al doble crimen.

Por otro lado, también tiene vinculaciones con el Rojo Rodríguez ya que fue su compañero de trabajo en un hotel ubicado esa comuna turística, algo que el propio imputado admitió.

Incluso fue su propio hermano, Juan Carlos Pérez Castro, quien encontró el cadáver de María José Coni el 25 de febrero en las inmediaciones del río Manglaralto. Este hombre declaró en el primer juicio y las partes le hicieron varias preguntas ya que demoró varias horas en notificar a las autoridades policiales sobre el hallazgo. Incluso fue detenido junto a su hermano en noviembre pasado, aunque luego recuperó su libertad pero quedó ligado a la investigación penal.

El caso

María José Coni y Marina Menegazzo salieron de Mendoza el 10 de enero junto a otras amigas. El plan era recorrer Perú y Ecuador. Algunas de sus compañeras volvieron a mediados de febrero, pero ellas quisieron quedarse en la localidad costeña de Montañita vendiendo ensaladas de frutas.

El 22 de febrero tuvieron su último contacto con sus familiares. Según reconstruyó la Justicia ecuatoriana, el Rojo y Ponce Mina aprovecharon su situación vulnerable –les habían robado sus pertenencias- y las llevaron hasta la casa de ese último. En ese ínterin las drogaron con benzodiacepina –droga que quita la voluntad- e intentaron abusarlas sexualmente. Como las jóvenes se resistieron, las asesinaron a golpes y arrojaron los cadáveres a pocos metros.

El 17 de agosto pasado, estos dos hombres fueron condenados a 40 años de prisión, la máxima pena de la que haya antecedentes en Ecuador. Sin embargo, meses atrás se abrió una segunda investigación en procura de atrapar a sus cómplices, ya que las pruebas de ADN determinar que actuaron más personas en el cruento doble crimen.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas