sábado 09 de septiembre de 2017

Continúa el paro de choferes de colectivos de larga distancia

En ocho empresas comenzó la huelga con el primer minuto de ayer. La medida de fuerza es por tiempo indeterminado, en reclamo de un aumento. Gran impacto en Mendoza.

Choferes de ocho empresas de micros de larga distancia iniciaron ayer un paro nacional por tiempo indeterminado para exigir el pago de un aumento salarial del 21%, pero la cámara que agrupa a las compañías del sector negó la existencia de un acuerdo y rechazó la protesta.

El reclamo se sintió en Mendoza y se notó en la terminal de ómnibus, en la que la actividad fue muy reducida, y también en el paso a Chile, porque sorpresivamente algunos colectivos dejaron de circular a primera hora de ayer cuando comenzó la medida de fuerza.

La huelga, iniciada en el primer minuto de este viernes, dejó varados en Retiro y otras terminales a cientos de pasajeros que tenían previsto viajar a diferentes puntos del país durante el fin de semana.
Después de las 7 se podían observar largas filas de usuarios que pretendían cambiar la fecha de viaje o conseguir la devolución del dinero.

La controversia se originó tras el reclamo de los trabajadores para que las empresas paguen el acuerdo salarial, aunque las mismas compañías niegan la existencia de este convenio.

El secretario general de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Roberto Fernández, rechazó la posibilidad de que el Ministerio de Trabajo dicte la conciliación obligatoria y explicó que "solamente estamos reclamando salarios que no nos pagan".

"No corresponde porque nosotros no estamos parando, son las empresas las que se niegan a entregar las unidades y prestar servicio y por eso la Secretaría de Transporte debe intimarlas bajo la condición de quitarles las licencias", dijo el dirigente.

El sindicalista criticó a la cartera laboral que encabeza Jorge Triaca porque "en vez de presionar a los trabajadores, debería obligar a los empresarios a pagar el aumento salarial, que el propio ministerio ordenó a través de una resolución".

La medida se generó tras una asamblea de delegados y decidieron iniciarla Flecha Bus, Vía Bariloche, El Rápido, Andesmar, San José, Cata, Chevallier y Urquiza, que según Fernández son propiedad de un grupo empresarial que conforman más del 65% de los servicios de larga distancia.

Explicó que en más del 30 por ciento restante, que "lo conforman las empresas más chicas, están trabajando normalmente porque pagaron el aumento dispuesto por el ministerio".

En la Aduana pudo verse cómo las empresas chilenas siguieron operando con normalidad y sólo sus colectivos pasaron a Chile.
Fuente:

Más Leídas