cholunotas - Amalia Granata Amalia Granata
martes 13 de septiembre de 2016

Squarzon dijo que Paulinda es "inimputable" y que se apuró con Granata

El empresario pizzero habló de su infidelidad, criticó a su ex amante y reveló que tiene dudas sobre el embarazo.

Leonardo Squarzon se despachó en una entrevista para la revista Caras. El empresario gastronómico y Amalia Granata protagonizan la tapa de esta semana y, por primera vez, el que habló fue él. Infidelidad, críticas a su ex amante y dudas sobre el embarazo.

"Lo del ADN es una barbaridad. Jamás tuve dudas sobre mi paternidad", fueron las palabras con las que el dueño de la cadena Almacén de pizzas se refirió a los dichos de Paula Snijur, su ex amante. "Soy el tipo más feliz del mundo con la llegada de Roque (el bebé que espera con Granata). Siempre voy a todas las ecografías y dejo de lado mis cosas para acompañarla. Me molesta muchísimo que se digan mentiras", sostuvo.

Pero la inexperiencia mediática le volvió a jugar una mala pasada. Después de pisarse en el ciclo de Giménez, cuando se le escapó la frase "nos vamos a cuidar juntos, creo", el empresario reconoció que la velocidad del romance con Granata no fue una buena decisión, a diferencia del discurso de la mediática, quien siempre que puede aclara: "Los dos sentimos que nos conocemos de otra vida".

"Tal vez se apuraron los tiempos", analizó. Y es que Squarzon y Granata comenzaron su relación en abril y sólo un día después de enviarse mensajes por Whatsapp, la mediática se tomó un avión a Miami para conocerlo. El primer "te amo" llegó dos días después y volvieron con exceso de equipaje. "Creemos que Roque fue concebido en ese momento", reconoció ella.

"Llegó todo de golpe y nos agarró con muy pocas cosas armadas como pareja. Entonces empezamos a construir todo muy rápido", justificó. De regreso en la Argentina, ambos abandonaron sus respectivos departamentos y se instalaron en uno más grande en Puerto Madero.
Pero el idilio duró poco. Sólo seis meses después del primer "te amo", Granata se enteró de que Squarzon le había sido infiel con Snijur, una diseñadora misionera de 39 años que sacudió al mundo del espectáculo con sus bizarras apariciones televisivas.

"¡Muero de vergüenza cuando leo esas conversaciones o me escucho hablando al ped...! Me da vergüenza ante ella que es la única persona a la que le rindo explicaciones. Hoy mi vida pasa por Amalia, Uma y Roque", reconoció, y confirmó: "Nuestra relación está mucho más fuerte que antes".

Squarzon se llevó 20 mil pesos en vouchers por aparecer en el programa de Susana.

La exposición mediática complicó aún más a la pareja. Granata, de hecho, fue tildada de "comebilleteras y sexista" tras su paso por el ciclo de Giménez, en el que justificó la infidelidad del empresario. Lo mismo que hizo en 2007 cuando, desde el mismo living, defendió estando también embarazada al "Ogro" Fabbiani, pese a los rumores de infidelidad y violencia de género.

Pero supieron capitalizar todo. Aunque en su momento habían pedido 70 mil pesos para asistir al ciclo de Giménez, la pareja se conformó con un Led de 58 pulgadas y 40 mil pesos en vouchers. Y, claro, armaron todo un "operativo novela" para blanquear la imagen del empresario.

"Me siento en deuda con ella y lo estaré por mucho tiempo. Sé que la amo y, al mismo tiempo, me doy cuenta de que no la cuidé". "Estoy en un momento de autocastigo conmigo, me replanteo lo que hice todo el tiempo. La pasé mal y la sigo pasando mal. Y, a medida que transcurren los días y me reintegro a mis actividades normales, me sigo angustiando", lamentó.

Caballero como pocos, el pizzero también le dedicó unas palabras a su ex amante, a quien catalogó de "inimputable", pese a que hace sólo una semana le profesaba su amor por Whatsapp. "Iniciarle acciones legales significaría tener contacto en algún momento o que ella vaya a los medios a mostrar la carta documento y no queremos tener nada que ver. Creo que es una mujer inimputable y que no está bien de la cabeza".

Fuente: BigBangNews
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas