cholunotas - Justin Bieber Justin Bieber
domingo 27 de marzo de 2016

Selena Gomez: "Estoy harta de hablar de Justin Bieber"

Habla de su nuevo disco adulto, de la serenata del cantante y de cómo fue pasar tiempo con modelos de Victoria's Secret

"Perdona, no paro de toser", dice Selena Gomez. "Me estoy por enfermar." Está resfriada, pero realmente no hace que su voz suene muy diferente de como lo hace en las notables baladas pop que ha venido enviando a los rankings durante los últimos seis meses: "Good for You", "Same Old Love", "Hands to Myself". Gomez, de 23 años, ha estado trabajando desde la preadolescencia, con un papel en el programa Barney en 2002 y un primer disco a los 16 años, cuando era una estrella de Disney. Pero fue recién en Revival, de 2015, que encontró su voz, empezando con "Good for You", donde deja su "vestido hecho un lío" en el piso y se mete en el mundo adulto. "Cuando escuché la canción, me asusté", dice. Se acababa de mudar de la casa que había estado compartiendo con su mamá y su padrastro, y había contratado a un nuevo manager, que reemplazó a su mamá. "Me sentía segura y cómoda con quién soy. Me sentía sexy. Me moría de ganas de hacer cosas así."

Tu primer recital fue uno de Britney Spears. ¿Cuántos años tenías?

Tenía 11 ó 12. Soy de Texas, así que fue en Dallas. No teníamos plata para hacer esas cosas, pero mi mamá había estado ahorrando porque era el primer CD que yo había comprado. Estaba absolutamente obsesionada con Britney. Estábamos en los asientos más alejados. Fue. fue increíble.

'Revival' es tu quinto disco, pero para mucha gente puede que parezca tu primero. ¿Por qué esta vez es diferente?

Bueno, es complicado hacer un artista de la nada, y creo que el primer disco había sido un poco así. No quiero decir que yo no fuera una apasionada de la música. Mi papá era DJ, mi mamá estaba obsesionada con todo tipo de música, y yo estuve en Barney dos temporadas, cantando con un dinosaurio violeta.

'Revival' suena como un disco propiamente dicho, no sólo una colección de singles. Parte de eso es porque viajaste a México para trabajar en algunas de las canciones.

Fue en medio del armado del disco. El sello pensó que yo solo quería unas vacaciones gratis. Yo dije: "No, yo quiero el mismo grupo de gente, quiero que vivamos juntos, quiero que nos despertemos y desayunemos juntos y hablemos de cosas reales".

¿Dónde fueron?

A Puerto Vallarta. Hit-Boy y un par [de miembros] de su equipo de producción, Rock Mafia y [los compositores] Justin Tranter y Julia Michaels. Éramos todos nosotros en una casa por cinco o seis días. Salíamos, escuchábamos música en vivo, y volvíamos y creábamos en un estudio (en un armario, básicamente). Hicimos cuatro canciones ahí. Sólo dos terminaron en el disco, pero ese viaje fue crucial. Estaba tratando de entender lo que quería decir.

Hace poco vimos un video en Instagram de Justin Bieber cantándote a vos antes de los American Music Awards. ¿Qué está pasando ahí, y cómo es tener al mundo viendo eso?

Bueno, antes que nada, perdón. Y honestamente, lo único que quiero que se publique es que estoy más que harta de hablar de eso, y de él.

¿Eso hizo que ir a los American Music Awards sea más difícil?

Para nada. No altero mi vida por lo que habla la gente. Si voy y la paso bien, vivo mi vida y nada va a dictaminar cómo me siento, excepto que yo lo permita.

Dijiste que canciones como 'Same Old Love' no son siempre sobre una relación específica, pero seguro sabés que la gente va a asumir que sí lo son.

Sí, lo entiendo. Es una canción sobre un ciclo, un ciclo que la gente entiende. Te vuelve loca, pero es hermoso. La gente ha visto la mayoría de las decisiones que tomé en mi vida. Y yo amo cada decisión que tomé. Porque ahora entiendo cómo aplicar eso a mi música. Esto es quien soy. Me alegra que mi vida no haya sido nunca perfecta.

Tocaste en el desfile de Victoria's Secret. Me imagino que no hay ninguna guerra de almohadas en el backstage, ¿pero cómo es?

No, pero, man, hace que quieras hacer gimnasia y no comer nada. Me sentí muy bajita, pero fue divertido. Y la presión no estaba sobre mí. Fue genial poder bailar con estas mujeres hermosas.

Hiciste un cameo en la nueva película de Adam McKay, 'La gran apuesta', donde ayudás a explicar las obligaciones de deuda garantizadas. Cuando te ofrecieron ese papel, pensaste: "¿El tipo que hizo 'Anchorman' quiere que yo hable de qué?".

Me llamaron los productores, y yo les dije: "No tengo idea de lo que acabo de leer". Pero fue pan comido. Me encanta Adam McKay. Sólo tuve que aprender mucho muy rápido. Es una gran película, ¿no?

Fantástica. Aparecés junto al economista Richard Thaler. ¿Pensaste: "En esta película está Christian Bale, Brad Pitt y Ryan Gosling, ¿por qué estoy filmando una escena con un profesor de 70 años?"?

Para ser honesta con vos, me alegra no haber tenido que hacer una escena con ellos. Me habría puesto completamente colorada, y habría transpirado todo el tiempo.

Fuente: Rolling Stones

Fuente:

Más Leídas