cholunotas cholunotas
viernes 17 de junio de 2016

Pía Shaw contó cómo hizo para bajar 10 kilos en 40 días

La conductora de Infama contó de qué manera logró estilizar su silueta en poco más de un mes.

"¡Me siento plena!". Así define Pía Shaw, de 37 años, su presente, tras haber recorrido todos los pasos (productora, cronista y panelista) antes de llegar a ser conductora de Infama, el ciclo de América que lidera junto a Denise Dumas.

La periodista, que es tapa de la última edición de la revista Paparazzi, reveló cómo logró bajar... ¡10 kilos en 40 días!: "Voy a lo de Diana Chugri, que me hace cosas en la cara y en el cuerpo. Me ayuda a nutrir mi rostro con cremas específicas para el cuidado de mi piel, porque el maquillaje diario complica. También me hace limpiezas de cutis, y en el cuerpo, electrodos todos los lunes. Después, una íntima amiga de toda la vida, que es de Corrientes, me busca por el canal y nos vamos a caminar por Palermo, durante una hora, tres veces por semana. Y los viernes voy a lo de Fernanda Tossi, que me atiende y me hace todas cosas de kinesiología, masajes linfáticos, que te ayudan. También me estoy ayudando con viandas de comida", expresó.

Por otro lado, contó en qué cambió sus hábitos alimenticios: "Soy la típica que le gusta comer comida chatarra. Soy feliz con los sandwiches de miga, pero dejé todo para comer mucho más sano. Me hice fanática del brócoli y las berenjenas. Las milanesas de berenjenas son lo mejor que me sale en el mundo. Y los chocolates también los dejé de lado. Pero no me fue difícil bajar de peso. En las redes sociales me llegan muchos mensajes de gente que me dice que se siente identificada con mi cuerpo".

En cuanto a los permitidos, Pía contó: "Salgo a comer con amigas, y ahí como normal. No es que me esté cuidando en esas ocasiones. Incluso me puedo tomar una copa de vino o una cervecita. La caminata es lo que me ayudó un montón".

A la hora de verse al espejo, dice: "Como es algo que no me cambia en mi cabeza, me encuentro con la misma Pía. La única operación que tuve fue cuando me saqué 400 gramos de cada lola y yo lo heredé".

Por último, Pía Shaw dejó en claro que nunca dejó de sentirse sensual: "Con unos kilitos de más, uno también puede ser sexy... ¡olvidate! Nunca me dejé de poner cosas por eso. Me gustaban y me las ponía igual. Incluso, no cambió la mirada de los hombres hacia mí. Lo que sí, ahora puedo mostrar un poco más las curvas, que eso está bueno. Y me encanta que el otro me vea bien porque este es un gran momento para mí", finalizó. ¡Una conductora modelo! Atenti, hombres: su corazón no tiene dueño.

Fuente:

Más Leídas