cholunotas cholunotas
viernes 19 de mayo de 2017

La tierna relación de Adriana Aguirre con su mamá

La actriz de "Extinguidas" dialogó con este portal y contó cómo es el gran vínculo que mantiene con su madre. Su emotiva historia.

Adriana Aguirre se encuentra trabajando un año más en "Extinguidas". Y hace un tiempo, la actriz reveló cuál fue su frustración más grande: ¿por qué nunca fue mamá?

"El hijo que no tuve es mi frustración más grande", reveló en una nota radial. "Por eso lo cuento en la obra", justificó a lo que explicó que "(José María) Muscari me preguntó por qué no tuve hijos y yo le conté que no puedo".

"Muscari trata de que en cada monólogo haya emoción y cada uno cuente sus penas, él me pide que no hayan lágrimas, a veces es muy difícil, es como llevar una puñalada, se me fue el tiempo buscando hijos con tres parejas y después no pude adoptar", confesó.

Lo cierto es que pese a que no pudo tener un hijo, Adriana mantiene un vínculo muy especial con su madre que tiene 93 años. En diálogo con PrimiciasYa.com contó detalles de su emotiva historia familiar y compartió algunas imágenes donde se la ve disfrutando de una tarde de té con su mamá y su marido, Ricardo García.

"Está por cumplir 94 años el 20 de junio y permanentemente está asistida por nosotros. Mi hermano vive un poco en Londres y en Brasil ahora donde viaja una vez por año a visitarla, mi hermana también va y viene pero está con ella todo el tiempo que puede. Le dedicamos mucho amor porque ella después que murió mi papá a los 75 años quedó como que le faltaba el amor de su vida después de 50 años de matrimonio", relató Adriana.

Y remarcó: "Yo soy una eterna agradecida a mí mamá por todo el amor que me ha dado y por todo. Todo se lo debo a ella. Le gusta mucho tomar el té, ella tuvo un ACV hace cuatro años atrás, la mandamos a una clínica de rehabilitación y ahora esta perfecta. Habla muy bien, le funciona muy bien la cabeza y camina muy bien. Tiene lógicamente los problemitas de un ACV grave y está en un hogar de Ramos Mejías que es fantástico y que la atienden muy bien. La visitamos todos los fines de semanas y un día a la semana, además que la llamo todos los días por teléfono para que sienta que estoy presente. Le doy gracias a Dios porque todavía la tengo a mi mami querida".
Fuente: Primicias Ya

Más Leídas