cholunotas - Estados Unidos Estados Unidos
miércoles 05 de octubre de 2016

Karl Lagerfeld culpa a Kim Kardashian de su propio robo

"No podés mostrar tu riqueza y luego sorprenderte de que algunas personas quieran quedarse una parte", aseguró el diseñador de moda.

La modelo Kim Kardashian tiene que sumar al disgusto por el robo a mano armada en el hotel de París las críticas y burlas que está recibiendo por ese mismo suceso y no sólo, como parece ser habitual, desde las redes sociales, sino también por parte de personalidades públicas, como el diseñador Karl Lagerfeld.

Kardashian sufrió el robo de cerca de 9 millones de euros en joyas en París la noche del domingo, mientras estaba en el citado apartamento, en el que la única seguridad disponible era el conserje del edificio.

El diseñador de moda opinó públicamente que todo el asunto podría haberse evitado, según publica TooFab.

Lagerfeld, que se mostró más preocupado por la imagen que podría dar de París este robo, aseguró que no entendía cómo Kim Kardashian estaba en un hotel sin seguridad. "Si sos esa famosa y mostrás toda su joyería en las redes sociales, tenés que ir a hoteles donde nadie pueda acercarse a tu habitación", opinó.

Como ya habían criticado muchos usuarios, la mediática de la televisión estadounidense había colgado en Instagram fotos de muchas de sus joyas durante su estancia en París por la Semana de la Moda, incluso el enorme anillo de esmeralda de 20 quilates que le regaló su marido, Kanye West, además de otro anillo con un enorme diamante de varios quilates.

"No podés mostrar tu riqueza y luego sorprenderte de que algunas personas quieran quedarse una parte" agregó.

Poco después en el programa del presentador Jimmy Kimmel, uno de los más vistos de Estados Unidos, el humorista reflexionaba jocosamente sobre el robo: "De alguna manera estos chicos encontraron el único momento en la última década en el que esta mujer no estaba rodeada de 40 personas con cámaras y sacaron provecho de ello".

Sin embargo, Kardashian también tuvo sus defensores, como la actriz Jamie Lee Curtis, que en el programa de James Corden hizo ver que "algo muy aterrador ocurrió a una persona pública y quiero ser la primera persona en ponerse de pie y decirle a los trolls de Twitter que deberían cerrar la boca y dejar que esta pobre mujer se recupere". El propio James Corden escribía en Twitter: "La gente que hace chistes sobre Kim Kardashian harían bien en recordar que ella es madre, hija, esposa, amiga. Sed respetuosos o callaros".
Fuente:

Más Leídas