cholunotas cholunotas
miércoles 15 de febrero de 2017

Juana Repetto bajó 32 kilos después del parto

Seis meses después de dar a luz a Toribio, su primer hijo, Juana Repetto confesó que llegó a pesar más de cien kilos y detalló cómo es su dieta en el día a día.

A seis meses de haber sido mamá de Toribio, Juana Repetto reveló cómo recuperó su cuerpo tras haber superado los cien kilos durante su embarazo, cómo fue el puerperio y cómo vivió el "hormonazo" que le agarró después de parir.

"Después de parir tuve un hormonazo... Lloraba todo el día. Me asusté mucho porque, cumpliendo el sueño de mi vida, estaba súper angustiada. El tema excedía lo psicológico: sentía miedo y culpa por estar angustiada", reconoció Juana a revista Gente.

Según confesó, durante el embarazo subió más de 30 kilos: "Cuando empecé el tratamiento para tenerlo estaba cuatro o cinco kilos arriba. Pero durante el embarazo me comí todo y engordé casi 35 kilos. En la semana 38, cuando el obstetra me dijo que pesaba 99 kilos, le pedí no pesarme más. Faltaban dos semanas y no quería ver en la balanza que había pasado los cien... Pero ahora, seis meses después de parir, bajé 32 kilos. Me faltarían seis más para estar bien", indicó Juana, quien será panelista de Cuestión de peso.

Para bajar de peso, Juana indicó que "durante el primer mes de Toribio consumía todo el día chocolate con almendras y galletitas Chocolinas. La lactancia me daba mucha necesidad de comer, porque estaba cansada, dormía mal y me levantaba a las 5 de la mañana para darle la teta".

Por eso, "a los veinte días reemplacé el chocolate por las uvas. Al mes y medio ya había logrado bajar 15 kilos, porque Toribio no paraba de tomar la teta... Entonces empecé a entrenar y dejé de comer harinas y grasas. Como no consumo carne de vaca ni de cerdo, las reemplazaba con pescado".

Al ser consultada sobre cómo es su dieta, reveló: "Para el desayuno, un jugo de naranja con banana y dos galletas de arroz con mermelada y queso. Al mediodía, una ensalada con atún y huevos revueltos. A la noche, lo mismo. Si me agarra ansiedad, me como un postrecito light. Solamente con la teta no bajás: tenés que hacer aeróbicos, elípticos, ejercicios localizados adentro de una cápsula y cuidarte con la comida".
Fuente:

Más Leídas