cholunotas - Buenos Aires Buenos Aires
sábado 26 de noviembre de 2016

González Oro vuelve a la radio

El regreso del "Negro" será el 27 de febrero, de lunes a viernes en el segmento de las 8.30 a 12, en una renovada Rivadavia.

El periodista y conductor Oscar González Oro regresará el año que viene al éter en la renovada Radio Rivadavia (AM 630), cuando se haya cumplido casi un año de su renuncia "con angustia" a Radio 10, incómodo por las denuncias contra el Grupo Indalo por deudas multimillonarias a la AFIP.

El regreso del "Negro" será el 27 de febrero, de lunes a viernes en el segmento de las 8.30 a 12, en una renovada Rivadavia, que con la reciente compra de los rosarinos Guillermo y Fernando Whpei se mudará de su histórica sede de Arenales al 2400 a Puerto Madero e incorporará a su programación a varias figuras, entre las que se cuentan Fabián Doman y Germán Paoloski.

Suena maduro el "Negro" Oro, más calmo que con su conocido estilo eléctrico de frases rápidas; con 65 años dice a Télam que siente que no le debe nada a nadie, que si bien supo ser líder indiscutido en la preferencia del público con su "El Oro y el Moro", que se escuchó por Radio 10 durante 15 años, el rating ya no le obsesiona "para nada".

- ¿Cómo surgió el proyecto de Radio Rivadavia?
- Me llama un amigo que tiene medios en Rosario (por Guillermo Whpei, dueño junto a su hermano Fernando de Radio LT3 entre otros). Me dice que había comprado Radio Rivadavia y me cuenta el plan de inversiones y me pareció genial. Desde cambiar el transmisor hasta mudar la radio a Puerto Madero. Le dije que sí, le dije que yo quería armar mi propio equipo, me dijo que sí. Bueno, cuando te dicen a todo que sí no tenés por qué no ir.

- ¿Cómo va a ser el programa? ¿Ya tenés definido al equipo?
- El equipo está definido, no lo nombro porque está cada uno negociando con la radio su propio contrato. Son gente que trabajó conmigo siempre. No va a haber grandes sorpresas. Ya no quiero columnistas nuevos, quiero columnistas que me conozcan y que yo conozca.

- Con ellos ya tenés una dinámica probada.

- Sí, me ven entrar y saben si estoy de mal humor, de buen humor, saben todo. Y el programa va a ser como siempre; periodístico pero también quiero darle buena onda a la gente, que la gente se ría. Porque tampoco es todo negro. A veces escucho radio cuando estoy en Buenos Aires y parece que estamos en una revolución y no es así. Hay cosas que están bien y cosas que están mal.

- ¿Por? ¿Cómo ves ese segmento de la mañana de las AM?
- Para algunas radios está todo mal y algunas todavía están reivindicando todo lo mal que hicieron los que se fueron. Y me enojo, entonces prefiero poner un compacto, escuchar música y no contaminarme con el ánimo del que ve todo mal ni con el ánimo del que se fue y dijo que dejó todo bien cuando dejó todo pésimo.

- ¿Cuál va a ser tu línea?
- Yo quiero ir por el medio. Lo que está bien lo voy a resaltar, lo que veo mal lo voy a criticar, pero todo con buena fe. No quiero transmitir pesimismo al aire, porque ya el país está como deprimido. Yo este año viví mucho en Uruguay y vengo y veo una agresividad en la gente, malhumor, caras de orto y lo notás.

- La "grieta" de la que tanto se hablaba el año pasado no se cerró entonces...

- No, la grieta sigue existiendo. Vi, porque me informo todos los días como si estuviera al aire, una discusión en la cámara de diputados. Vi a una diputada kirchnerista (elegida por el Frente para la Victoria, Mayra Mendoza) que le pide a Diego Bossio que renuncie a la banca, de una falta de respeto absoluta. Me parece que es un despropósito que diga que ha traicionado los principios. ¿Cuáles son los principios del kirchnerismo? ¿Afanar? ¿La corrupción?

- Vos te fuiste en marzo de Radio 10 cuando comenzaban a salir a la luz las denuncias contra el Grupo Indalo. ¿Cómo ves esa decisión a la distancia?
- Nunca me arrepiento de una decisión que tomé, porque la tomé después de pensarlo mucho a solas. Lo dije en su momento, 'es imposible estar en el barro y no ensuciarse', y estaba en el barro y no quería ensuciarme. Me enteré de un montón de cosas de un día para el otro y no podía creerlo y ese día me fui.

- ¿Cómo ves el panorama mediático actual, con medios que han cerrado?
- Vino mucha gente que no era del medio, que compraba radios para tener pauta oficial y cuando se les acabó la pauta oficial, abandonaron la radio, no le pagaron a la gente, no hicieron aportes previsionales. Vos ves que se les terminó la pauta porque eran radios del régimen y de un día para el otro desaparecieron, se están denunciando unos a otros. Esa gente tiene que ir presa. Esto da mucha bronca, no todo en el mundo en la radio son estrellas. Hay operadores, productores, técnicos, hay un montón de gente, cientos de personas que laburan y que no cobraban el sueldo.

- ¿Cómo te llevás con el rating? Radio Mitre parece inalcanzable...

- Yo ya cumplí, ya pagué las facturas que tenía que pagar, ya hice todo lo que tenía que hacer. Lo que mide Mitre es increíble, pero conociendo la programación de la nueva Rivadavia, no va a pasar mucho tiempo para que estemos en un segundo lugar. Yo fui quince años primero, ya está. Si soy segundo hago una fiesta. No me obsesiona para nada.

- ¿La expectativa es un segundo lugar en el share?

- Sé que vamos a llevar gente a Rivadavia, pero no puedo competir con Longo (por Marcelo Longobardi, que conduce la mañana de Radio Mitre) que tiene cuarentipico de share. Tendremos 20 o 21, 22. No me obsesiona.
Fuente: Télam

Dejanos tu comentario

Más Leídas