cholunotas cholunotas
domingo 15 de mayo de 2016

Feliz y contenta

La actiz y cantante Tini Stoessel (19) vive un presente con grandes cambios: lanzó su disco solista y estrena película

La actiz y cantante Tini Stoessel (19), que vive un presente con grandes cambios: lanzó su disco solista y estrena película El gran cambio de Violetta, asegura que está feliz y contenta con "hacer algo nuevo después de cinco años de Violetta".

En una entrevista íntima, Tini recordó las críticas que sufrió por su forma de vestirse o cuando corrió el rumor que estaba internada, haciendo un tratamiento por trastornos alimenticios, y confesó: "Me puse muy mal esa vez porque no se puede hablar así, con tanta impunidad de algo tan serio. Me angustiaba que digan eso, sobre todo siendo más chica. Siempre fui flaca, viene de familia. Pero bueno, es difícil a veces estar en el mundo del espectáculo. Fue una locura lo que generó el programa. Y ahora que crecí y lo miro de afuera, me digo: 'No te preocupes, la gente siempre va a hablar'. Estoy más curtida".

En este marco, remarcó que en aquella vorágine prefirió la calma. "No soy de confrontar. Es más: si alguien que quiero se enoja conmigo, me pongo mal, me angustio. Y soy muy llorona. No me gusta enfrentarme con nadie. Con el tiempo entendí que no todo el mundo me va a querer. Las críticas no me angustian más. Ya no me engancho, las tomo como cosas laborales".

En esta línea, volvió a referirse al enfrentamiento que hubo entre tus fans y las deLali Espósito. "Por mí está todo más que bien, pero viste, siempre nos enfrentan. Ni siquiera tuvimos algún día para poder conversar. Nos cruzamos una vez en un evento y todo bien".

Durante la entrevista que brindó a Revista Viva irrumpió el padre de la cantante y contó una llamativa anécdota de su hija: "La flaca era una beba muy tranquila y pegada a la madre. Después de más grande empezó a tener más vínculo conmigo. Siempre jugaba con maquillajes y vivía frente a un espejo probándose los tacos de la mamá. Le encantaba la mamadera".

"Un día nos llamaron del jardín para decirnos que ya debería dejarla. Y lo hizo. Y se chupaba el dedo. Le poníamos un esmalte feo para que deje de hacerlo. Si ves las ecografías, en todas se está chupando el dedo", completó.

Fuente:

Más Leídas