cholunotas cholunotas
martes 23 de agosto de 2016

Ama viajar

Lucía Celasco protagoniza una campaña muy sexy y dio una entrevista íntima.

"Creo que mi estilo es bastante clásico pero siempre con un touch medio rockero. No me gusta llamar mucho la atención a la hora de vestirme. Los colores que más me gustan, y más uso son el blanco y el negro", fue una de las respuestas de Lucía Celasco (22) a la revista Caras que, en su nueva edición, la tiene como chica de tapa con una foto súper sensual...

Tapa-Caras-1807-489x660.jpg
La tapa de Caras con Lucía Celasco.
La tapa de Caras con Lucía Celasco.

Se trata de una de las tantas fotos que hizo para una nueva campaña de jeans, Lovely Denim, la marca de su tía Mariana Toledano, la hermana de su padre, Eduardo Celasco.

La nieta de Susana Giménez heredó de su abuela (a quien ella llama Kika) el gusto por la moda y la diva de los teléfonos alimentó esa curiosidad fashion permitiendo que su nieta haga lo que quiera con su vestidor: "A veces le regalo piezas únicas de Jean Paul Gaultier, de Chanel, y ella lo super valora porque ama todo lo vintage. Es un ser de luz. Tiene doscientos pares de zapatos con esas plataformas enormes. Pero es tan divina que no puedo parar de besarla. La reviento cada vez que la veo. Ella me puede. Y cada vez que viene a visitarme se lleva media casa...Le encanta encontrar en mi vestidor algo único y exclusivo...", reveló la diva.

Lucía, que por estos días está pasando unas vacaciones espectaculares en Italia con su novio, Joaquín Rozas, dio una entrevista a la publicación y, entre otras cosas, habló de su relación con él.

"Mi relación con Joaquín es buenísima...Tenemos gustos muy parecidos y para mí, esto es fundamental en una relación de pareja. Estamos juntos hace 4 años. Por ahora la convivencia no está en mis planes, aunque prácticamente vivo con él", contó.

También explicó su relación con otro de sus amores: la moda.

"Desde que nací vivo rodeada de ropa, ya sea de mi mamá o de Kika. Recuerdo que de chica iba al placar de Kika y me probaba el placard entero. También me ponía todos sus tacos y le decía: "Cuando sea grande nunca me voy a bajar de los tacos". Que ironía; ahora no me pongo tacos ni loca. Uso borcegos, zapatillas...me gustan las plataformas, pero eso es otra cosa, no tiene nada que ver con los stilettos", contó.

Y, por último, explicó por qué ama tanto viajar: "Viajar ya es un experimento. Pero lo que más disfruto es conocer las diferentes culturas, idiomas, gente, moda, etc. Me encanta descubrir la gastronomía de cada lugar, ir a un restaurante y pedirme un buen vino, disfrutar de una buena vista y de una buena compañía. Para mí, este es el secreto de la felicidad. No tiene precio".

Fuente: FTV
Fuente:

Más Leídas