Buenas Nuevas Buenas Nuevas
jueves 21 de julio de 2016

Un pueblo azul como de cuento de hadas

En el norte de Marruecos está Chefchaouen, una pequeña ciudad que podría bien ser llamada "el sueño azul", ya que su parte más antigua hay casas y calles pintadas con todos los matices de ese color.

La tradición de pintar las casas de azul fue adoptada por los refugiados judíos que creían que cuando más ves ese color, es más fácil recordar el cielo, y más específicamente, pensar en Dios. El tiempo pasó pero la tradición se quedó para convertirse en uno de los rasgos más emblemáticos de algunos barrios de la ciudad.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas