Buenas Nuevas Buenas Nuevas
domingo 17 de julio de 2016

Un auto vintage argentino deslumbró en un famoso Festival

La réplica de estirpe criolla del Renault Type AK se construyó en un taller de José Mármol. La historia de este biplaza laureado en 1906 que brilló en la fiesta más importante del mundo motor.

Una fabricación artesanal argentina se coló en la fiesta automovilística más espectacular del mundo. Una recreación construida en los adentros de la provincia de Buenos Aires viajó a Inglaterra para participar, homenajear, pasearse -lucirse- en el Festival de Velocidad de Goodwood.

Una réplica del legendario Renault Type AK, creada en talleres nacionales, escaló por la mítica colina de West Sussex para la algarabía de los más de 200.000 espectadores que presenciaron el evento más fascinante del planeta motor.

Los hermanos Jorge y Luis Penedo confeccionaron el modelo histórico en su humilde fábrica de José Mármol. Su participación en la prestigiosa carrera de velocidad que aglomera sin distinciones ni restricciones a hypercars, autos clásicos, coches customizados, unidades vintage, bólidos de Fórmula 1, fue meramente icónica, visual. Sus líneas, su silueta, su estructura, su estética remiten ineludiblemente a los iniciáticos años de la industria automotriz. En Goodwood se vio un auto retro renacido: de estirpe criolla.

El Type AK es considerado el primer auto ganador de un Grand Prix en la historia del automovilismo. Sus registros desempolvan los anales de comienzos del siglo XX. El biplaza de reminiscencia vintage ganó el Grand Prix ACF de 1906, la carrera que precedió a las prestigiosas 24 horas de Le Mans: una competición en la que en un recorrido de 103,18 kilómetros de trazado se giraba sobre doce vueltas en el circuito de La Sarthe. En aquel año, el piloto húngaro Ferenc Szisz condujo a la victoria al Renault Type AK: caratulado a la vez el primer vencedor de un Grand Prix.

La recreación de cuna argentina que acaparó la admiración en la finca de Goodwood House, propiedad del duque de Richmond, fue una contratación de la automotriz Renault. El modelo original desapareció y no fue conservado. La artesanía recreada en los talleres de José Mármol fue una de los ejemplares que la firma francesa quiso exhibir en la fiesta más apasionante del automovilismo mundial. A principios de año, esta réplica representó al Club de Automóviles Clásicos (CAC) en la feria Retromobile, una muestra en el Expo Porte de Versailles en París que reúne elementos significativos asociados a la historia de la industria automotriz.

El Renault Type AK fue protagonista de un evento que aglutina a pilotos memorables en actividad o retirados con clásicos de ayer y diseños modernos. Están los que abordan un reducto de la historia automovilística y los que aspiran ostentar las facultades mecánicas de sus vehículos deportivos. El cielo, en resumen, para los amantes de las melodías del motor y el olor a neumático quemado. Un circuito de tres kilómetros que contó entre sus filas a un producto autóctono, desde José Mármol al resto del mundo.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas