Buenas Nuevas - Godoy Cruz Godoy Cruz
miércoles 23 de noviembre de 2016

La unión hace la fuerza, y así se puede ser solidarios

Como parte del trabajo que desarrolla Vendimia Solidaria en el área de la salud, hizo entrega a hospitales públicos, de cinco sillas de ruedas destinadas a personas con obesidad y problemas de pie diabético.

En estos meses ya se han entregado cinco de estas unidades. Una destinada al área sanitaria del departamento de La Paz; dos se donaron al hospital José Néstor Lencinas, de Godoy Cruz. Mientras que otras dos fueron entregadas al hospital Diego Paroissien de Maipú.

Las sillas fueron especialmente diseñadas y construidas por alumnos de tercer año de la escuela técnica N ° 4-109 Ing. Álvarez Condarco, de Godoy Cruz. La institución presentó a Vendimia Solidaria un proyecto para construir diez sillas de ruedas especiales durante el ciclo lectivo 2016.

Los materiales necesarios para el armado fueron donados por Vendimia Solidaria, por una suma de $ 30.500.

En lo que resta del año, los chicos terminarán con la fabricación de las otras cinco sillas que faltan para completar el proyecto y donarlas a hospitales públicos de Mendoza.

La institución
La escuela Álvarez Condarco, fundada en 1944, se ocupa de la formación de técnicos en electromecánica, mecánica y construcciones, otorgándoles a los jóvenes títulos con validez nacional. Sus alumnos provienen de los departamentos de Godoy Cruz, parte de Maipú y Luján.

Comprometidos con la enseñanza y con la comunidad, el colegio desarrolla proyectos acordes a la formación técnica, pero que consoliden el valor de la solidaridad y el trabajo en equipo entre sus alumnos.

Fue en este marco, que según las palabras del director del establecimiento, Rubén Carniello, trabajaban en la reparación de camillas del hospital Central y les plantearon el problema que tenían para trasladar a la gente obesa.

La Iniciativa
Los hospitales públicos de Mendoza tienen una gran carencia de este tipo de sillas. La gente obesa o con problemas específicos de adiposis con diabetes (píe diabético) no tiene como ser trasladada. Así es como surgió el proyecto que presentaron a Vendimia Solidaria.

Los chicos investigaron sobre esta enfermedad, fueron asesorados por el equipo de endocrinología del hospital Central, y luego diseñaron el prototipo para la silla de ruedas.

El modelo que hicieron los alumnos soporta un peso de 400 kilos, tiene ruedas industriales, frenos, y una adaptación para las personas que tienen pie diabético, una de las principales consecuencias del exceso de peso.

El diseño creado por los jóvenes ganó, en el año 2014, el Premio Presidencia de la Nación. Con el dinero obtenido la escuela está realizando diversas mejoras en el taller de soldadura.

Eduardo Franchino, jefe del taller, aclaró "que los chicos no producen en serie porque no son una fábrica". Sino que se aprende y se produce solidariamente. Con el compromiso de toda la institución es que se comprometieron a terminar las cinco sillas que faltan en lo que queda del año.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas