Buenas Nuevas Buenas Nuevas
martes 08 de agosto de 2017

Fundación Grupo América entregó sillas de ruedas para gente con obesidad

A través de su Programa Vendimia Solidaria colaboró con un proyecto presentado por los chicos de la escuela técnica N° 4-109 Ingeniero Álvarez Condarco de Godoy Cruz, para construir sillas de ruedas para personas con obesidad o problemas de pie diabético.

La idea surgió cuando los alumnos estuvieron haciendo reparaciones en las camillas del Hospital Central, donde les contaron a los chicos las dificultades que tenía el personal de la salud para trasladar a las personas con estas problemáticas.

Estas sillas de ruedas fueron especialmente diseñadas, cortadas, soldadas y montadas por los alumnos de la escuela, y Vendimia Solidaria movilizó los recursos necesarios para comprar todo el material para la fabricación de las mismas.

Las sillas fueron destinadas a distintos nosocomios de la provincia, al hospital Lencinas; al Paroissiens de Maipú; al General Las Heras, de Tupungato; al Arturo Ilia de La Paz; y al hospital geriátrico Héctor Gailhac, de Las Heras.

El jefe de taller de la escuela Álvarez Condarco, Eduardo Franchino, comentó "las sillas son de amplias medidas, tienen ruedas industriales, con frenos, y permiten una carga de hasta 400 kilos."

Para el docente, "hay un compromiso, los chicos se involucran, aprenden, y además producen solidariamente. Porque la escuela técnica no sólo debe enseñara a trabajar, a diseñar e implementar, sino a trabajar valores sociales como la solidaridad. Así que los chicos están muy contentos con este trabajo"

En tanto los representantes de los distintos hospitales agradecieron muy contentos la donación porque es un paso más a la no discriminación. Ya que muchas veces la gente obesa no se puede siquiera hacerse estudios.

La directora del Hospital Héctor Gailhac, Dra. Patricia Melville, señaló que "esta donación les permite algo fundamental como poder trasladar a los abuelos, que salgan al patio y puedan ver el sol, les da movilidad, y les permite estar en contacto con la naturaleza e interactuar con aquellos pacientes que si tienen movilidad, algo que tan bien les hace. Que no estén todo el tiempo encerrados, sin poder moverse. Esto les cambia la vida"

Fuente:

Más Leídas