Buenas Nuevas Buenas Nuevas
lunes 13 de febrero de 2017

El deportista más longevo del mundo sigue batiendo récords con 105 años

"Toda mi vida practiqué deporte, mucha fruta y legumbres, no demasiado café, no cigarrillos, y poco alcohol", explica Robert Marchand como factores clave de su forma física.

No es Indurain, pero casi. A sus 105 años, el francés Robert Marchand, no ceja en su empeño de marcarse retos. Ya lo hizo con éxito cuando cumplió 102 años y lo intentó con éxito otra vez: estableció al recorrer 22,547 kilómetros el récord mundial de la hora en bicicleta dentro de la categoría de corredores que, como él, tienen 105 o más años de edad.

La proeza tuvo lugar en el velódromo nacional de Saint-Quentin-en-Yvelines, al suroeste de París y el mismo en el que superó hace tres años su propio récord de la hora con un total de 26,927 kilómetros.

Los 22,547 de hoy los completó en 92 vueltas al circuito, pero los medios nacionales recordaron que Marchand debe someterse todavía a un control antidopaje para que su récord sea homologado por la Unión Ciclista Internacional (UCI).

"No estoy tan bien como hace dos años, pero soy un fenómeno"

El secreto de estar en forma con 105 años

"Toda mi vida practiqué deporte, mucha fruta y legumbres, no demasiado café, no cigarrillos, y poco alcohol", explica como factores clave de su envidiable forma física.

La psicóloga y profesora de universidad Veronique Billat, que le sigue desde que cumplió 100 años completa el misterio: "Su cuerpo es pequeño pero tiene un corazón que bombea tanta sangre por minuto como el de una persona más grande". Su personalidad también juega un papel: "Tiene una gran determinación, no duda, no tiene miedo de intentar las cosas". Marchand dice no temer a la muerte, sólo a la parálisis. Mientras tanto, no para de rodar.

La vida de Marchand bien merece una película. Su estatura, 1,52 metros y 51 kilos, le impidió convertirse en profesional de la bicicleta, el sueño de una vida en la que le ha dado tiempo a ser bombero, leñador, monitor de gimnasia, vendedor de zapatos, hortelano, comerciante...

Vio entrar a los prusianos en Amiens en 1914

Hijo de Louis Marchand y de Lucienne Décousu (1888-1979), los primeros años en la vida de Marchand están sembrados de guerra. Corre el año 1914 y la infancia no es feliz. No será hasta el armisticio que se reencontrará con sus padres a Fontenay-sous-Bois.

En 2013, preguntado por la prensa, recordará en France Télévision el recuerdo imborrable del día en que los prusianos, con los cascos de punta, entraron en su ciudad de Amiens, en agosto de 1914.

Antes de practicar el ciclismo, probará el boxeo con su padre. Pero este último deporte no le gustaba, y se dedicó a la gimnasia. Fue así como, en 1924, se convirtió en campeón de Francia de la Pirámide. En 1934, Robert Marchand trabajará como monitor de gimnasia. Mientras tanto, descubrió el ciclismo y se compró una primera bicicleta en 1925.

Ganó su primera prueba en bici con 14 años

Ganará su primera en Claye-Souilly (gran suburbio parisino), con catorce años, y un nombre falso, dado que había que tener una edad mínima de quince años para poder participar. Tenía talento pero ¡lo que es la vida!, no tenía físico.

Abandona años la bicicleta ante la desilusión de su vida. Trabaja como bombero en París, de 1932 a 1936, un cuerpo que se vio obligado a abandonar por desobediencia. Se va el 1947 y se instala en Venezuela, ejerciendo varios pequeños trabajos sucesivos: criador de pollos, conductor de maquinaria, plantador de caña de azúcar.

Vuelve a Francia de 1953 hasta 1957. Después se va al Canadá para trabajar como leñador. Regresa a Francia en 1960 para trabajar de hortelano, vendedor de zapatos y comerciante de vinos.

Retoma la bici con 67 años

Robert Marchand se compra una bicicleta nueva y retoma seriamente el entrenamiento en 1978, a la edad de 67 años, y disputa un total de ocho Burdeos-París, cuatro París-Roubaix, una Ronda Picarda, tres Marmotas, y doce Ardéchoise. También fue de París a Moscú en 1992.

El 17 de febrero del 2012, en el Centro Mundial del Ciclismo de Aigle en Suiza, establece el récord de la hora de ciclismo en pista para la categoría de Corredores de más de 100 años, especialmente creado por la Unión Ciclista Internacional, es decir 24.1 Km. El 28 de septiembre de 2012, Robert establece en Lyon el récord del centenario más rápido durante 100 km en bicicleta en 4 horas, 17 minutos y 27 segundos.

Su primera ruta larga, con 89 años

El 31 de enero de 2014, con 102 años, Robert Marchand bate, en el nuevo Velódromo de Saint-Quentin-en-Yvelines, su propio récord de centenarios en correr 26.927 km por hora. Su primera ruta larga la hizo con 89 años. Cuando te embarcas en esta aventura no sabes cómo puede salir, y por eso estoy muy contento", afirmó. "Pensé que me fatigaría más", señaló. Ahora se enfrenta a otro reto y los que le queda.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas