mundo - Barack Obama Barack Obama
domingo 12 de junio de 2016

Pasó de primera dama a candidata a presidenta de Estados Unidos

Es la primera mujer con chances reales de llegar a la Casa Blanca, lugar que ya ocupó su marido, Bill Clinton, entre 1993 y 2001. Libra su batalla electoral contra el multimillonario Donald Trump.

"No creo que haya habido alguien tan calificado para este cargo", dijo este jueves el presidente de Estados Unidos, Barak Obama, en un video de tres minutos que difundió por las redes sociales. Allí agregó que "estoy con ella", y bendijo así a Hillary Clinton, la primera mujer que tiene reales posibilidades de llegar a la Casa Blanca.
Hillary Diane Rodham Clinton estuvo allí como primera dama entre 1993 y 2001, pero esta vez ella puede ser la presidenta.
"Los momentos que miramos atrás son momentos desperdiciados. Mira siempre hacia adelante", dijo hace un tiempo. Quizás esta frase defina cómo ha manejado su vida hasta el momento.
Dicen que siempre ha sido simple, directa, que va al grano, y que ha tomado fuerzas hasta de sus propias debilidades o traspiés. Dicen que es la nueva "mujer de hierro", como antes se calificaba a Margaret Thatcher.
En la actual batalla electoral que está librando con el agresivo Donald Trump también ha sacado provecho por más que pudiera presumirse que es la más débil.
En estas horas, después de que Obama hiciera público su apoyo a Hillary, Trump utilizó su preferida Twitter para decir que "Obama acaba de darle su apoyo a la 'retorcida Hillary' (así la ha apodado Trump). Él quiere cuatro años más de Obama pero nadie más quiere eso", escribió.
Entonces, Hillary contestó con un simple "borrá tu cuenta". La frase se viralizó instantáneamente y Trump ni siquiera respondió.
Entre esto, las encuestas dan favorita a Hillary.

Niñez y juventud
Hillary Diane Rodham (resignó después el uso de su apellido para aprovechar el de su marido) nació el 26 de octubre de 1947 en la ciudad de Chicago, Illinois.
Creció en una familia perteneciente a la Iglesia metodista unida, primero en Chicago y después, desde los tres años, en la ciudad de Park Ridge, en el mismo estado.
Su padre, Hugh Ellsworth Rodham (fallecido en 1993), era hijo de inmigrantes galeses e ingleses y dirigió con éxito una empresa textil. Su madre, Dorothy Emma Howell (fallecida en 2011), era una ama de casa descendiente de ingleses y franceses. Tuvo dos hermanos menores, Hugh y Tony.
Hillary Rodham hizo su escuela primaria en una institución pública y obtuvo algunas distinciones por su rendimiento. En la preparatoria (secundaria) ya participó en el consejo estudiantil, el periódico escolar, y fue elegida una de las mejores estudiantes para integrar el cuadro de honor.
Con apenas 13 años, ayudó en el escrutinio de los votos procedentes del distrito de South Side en Chicago luego de las recién celebradas elecciones presidenciales de 1960, donde encontró pruebas de fraude electoral contra el candidato republicano, Richard Nixon.
Más tarde se ofreció como voluntaria en la campaña del candidato republicano Barry Goldwater para las elecciones presidenciales de 1964.
El último año de su secundaria lo cursó en otra escuela, fue finalista del Programa Nacional de Becas al Mérito (en inglés National Merit Scholarship Program) y se graduó dentro del 5% superior de su promoción, en 1969.
En su graduación, se constituyó en la primera mujer de esa institución en dar un discurso de despedida.
Fue moldeada políticamente por un profesor de Historia de la secundaria que, como el padre de Hillary, era un ferviente anticomunista. Además también por un pastor metodista por el cual, en 1962, tuvo la oportunidad de conocer a Martin Luther King, en Chicago.

Los años de adultez
La señora Clinton se graduó como abogada en 1973, en la Facultad de Derecho de Yale. Inmediatamente comenzó a ejercer su profesión como asesora parlamentaria en temas legales.
Se mudó a Arkansas en 1974 y allí se casó con Bill Clinton, en el '75. Su marido es apenas un año mayor que ella. Clinton le había pedido matrimonio varias veces, pero ella había postergado la decisión. Ya la consideraban una mujer con un brillante futuro político y el matrimonio podía opacar ese futuro. Finalmente, Hillary aceptó. "Elegí seguir a mi corazón en lugar de a mi cabeza", dijo más de una vez. Aun así, Hillary siguió utilizando su apellido paterno, con el objetivo de poder seguir su carrera de manera un poco más independiente a la de su esposo.
En 1977 Hillary cofundó la organización Defensores para Niños y Familias de Arkansas (en inglés Arkansas Advocates for Children and Families). Un año después, como si su destino siempre fuera ser quien inauguraba un proceso de reforma, se convirtió en la primera mujer en presidir la Legal Services Corporation. También fue la primera socia mujer en el Rose Law Firm y apareció dos veces en The National Law Journal como una de los cien abogados más influyentes en Estados Unidos.
A esa altura, Clinton ya había sido elegido gobernador de Arkansas (desde 1979 y, en dos períodos distintos, hasta 1992) siendo el hombre más joven de la historia en presidir ese estado. Tenía 32 años.
Como primera dama de Arkansas, dirigió un grupo de trabajo con el fin de reformar el sistema educativo.
En la actividad privada y en forma paralela a su actividad política, fue miembro de la junta directiva de Walmart y de varias otras empresas.
El 27 de febrero de 1980, había dado a luz a Chelsea, su única hija.
Pero Hillary Clinton comenzó a ser conocida en todo Estados Unidos, recién cuando su marido se convirtió en un candidato para la nominación presidencial demócrata de 1992 y Bill Clinton se encargó en remarcar que, si lo votaban a él, tendrían "dos presidentes por el precio de uno", rescatando el carácter fuerte y la preparación de su esposa.
En ese entonces surgió el primer escándalo relacionado con las aventuras amorosas de Bill.
Se le adjudicó un romance con una cantante de salón de Arkansas. En respuesta, Hillary se comenzó a mostrar constantemente junto a su esposo.

Dejó su apellido de soltera
Recién cuando Bill Clinton asumió como presidente, en enero de 1993, Hillary decidió dejar su apellido de soltera y comenzar a usar sólo el de su marido.
Fue la primera primera dama en poseer un título de posgrado y en tener su propia carrera profesional hasta el momento de entrar a la Casa Blanca.
También fue la primera en tener una oficina en el Ala Oeste de la Casa Blanca y fue parte del círculo de asesores más cercanos al presidente; incluso decidió varios nombramientos claves en el gabinete. Se la considera la primera dama con más poder en la Casa Blanca, casi tanto como el que tuvo Eleanor Roosevelt. Incluso muchos llegaban a decir que el país era gobernado por "Billary Clinton".
La salud fue el principal tema para Hillary durante esos años y definió varios planes, algunos de los cuales fracasaron rotundamente y no llegaron a ser aprobados por el Congreso. En cambio, junto con los senadores Ted Kennedy y Orrin Hatch, Hillary Clinton fue con fuerza detrás de la aprobación del State Children's Health Insurance Program (Programa de Seguro Médico para Niños del Estado).
También Hillary tuvo el dudoso privilegio de ser la primera dama en ser citada para declarar ante un Gran Jurado Federal, por el escándalo Whitewater, que relacionaba intereses personales de los Clinton en inversiones privadas.
Después de la investigación, Asesores Independientes publicó un informe en 2000 en donde se consideró "insuficiente la evidencia reunida" para considerar que los Clinton habían cometido un delito.

Cómo fue su ascenso político: Senadora y secretaria de Estado
Tras mudarse a Nueva York, Hillary Clinton fue elegida senadora en 2000, siendo la única primera dama estadounidense que se postuló y logró un cargo eleccionario.
Al entrar al Senado, Clinton mantuvo un bajo perfil público y construyó relaciones con legisladores de ambos partidos y forjó alianzas con senadores de inclinación religiosa.
Luego de los ataques del 11 de setiembre de 2011, respaldó fuertemente las acciones militares en Afganistán y la resolución de la guerra en Irak, pero posteriormente se opuso a la administración Bush en el manejo de la guerra en Irak y en la mayoría de sus políticas internas.
Clinton fue reelegida como senadora con un amplio margen en 2006. En la contienda por la nominación presidencial demócrata de 2008, Clinton ganó más primarias y delegados que ninguna otra candidata mujer en la historia de EE.UU, pero perdió por estrecho margen ante el senador de Illinois Barack Obama.
Como secretaria de Estado de la administración Obama, desde enero de 2009 hasta febrero de 2013, Clinton estuvo al frente de la respuesta norteamericana a la Primavera Árabe y respaldó la intervención militar en Libia.
Tras dejar el cargo al final del primer mandato de Obama, publicó su quinto libro y brindó conferencias.

El escándalo Lewinsky con repercusión mundial
El caso Whitewater pasó casi desapercibido si se lo compara con la fuerte repercusión del caso Lewinsky, que despertó todo el morbo de la prensa mundial.
Fue en 1998, cuando la relación del matrimonio presidencial se convirtió en el gran tema, después de que trascendiera que el presidente Bill Clinton había tenido relaciones extramaritales con Mónica Lewinsky, una joven pasante de la Casa Blanca. La particularidad del hecho hizo que el presidente fuera llevado ante la Cámara de Representantes.
Su mujer, Hillary, dijo varias veces que todo se debía a una "vasta conspiración derechista" y que le creía a su marido, que negaba que se hubieran producido esos encuentros.
Después de que la evidencia de los encuentros del presidente Clinton con Lewinsky se convirtió indiscutible, Hillary emitió una declaración pública reafirmando su compromiso con su matrimonio.
Todos opinaron sobre lo que debía hacer. Lo cierto es que el escándalo le significó a la primera dama una aprobación pública del 70%, según los sondeos de opinión en Estados Unidos.
En su autobiografía del 2003, ella atribuiría su decisión de quedarse casada "al amor que ha persistido por décadas... Nadie me entiende mejor y nadie me puede hacer reír de la manera que Bill lo hace".

Fuente:

Más Leídas