Brexit Brexit
lunes 05 de septiembre de 2016

Auguran tiempos difíciles para el Reino Unido por su salida de la UE

En una entrevista con la cadena BBC divulgada este domingo pero grabada antes de su viaje a China, la primera ministra británica admitió que el Brexit no será fácil pero que es optimista sobre las oportunidades que se presentan.

La primera ministra británica, Theresa May, advirtió de que el Reino Unido debe estar preparado para afrontar "momentos difíciles" por el Brexit, la salida del país de la Unión Europea (UE) tras el referéndum del pasado junio.

En una entrevista con la cadena BBC divulgada este domingo pero grabada antes de su viaje a China, May admitió que el Brexit no será fácil pero que es optimista sobre las oportunidades que se presentan.

La jefa del gobierno conservadora reiteró, además, que las conversaciones formales con los socios europeos sobre el divorcio de Bruselas –cuando deberá activar el artículo 50 del Tratado de Lisboa– no empezarán hasta el año próximo.

Al mismo tiempo, May descartó convocar elecciones anticipadas –antes de las previstas en 2020– por considerar que el Reino Unido necesita en este momento "estabilidad".

La primera ministra, sucedió a David Cameron el pasado julio después de que éste dimitiese por la victoria del Brexit en el referéndum sobre la UE celebrado el 23 de junio.

May insistió en que el proceso de ruptura con la UE no será fácil a pesar de los buenos datos económicos del país.

"Hemos tenido algunas cifras buenas y mejores de lo que algunos habían anticipado. No voy a pretender que todo será fácil. Creo que debemos estar preparados pues puede haber momentos difíciles por delante", puntualizó.

Pese a todo, May resaltó que confía en el "éxito" de la salida del bloque europeo y recalcó que es "optimista" por las nuevas oportunidades que se le presentan al país fuera de la UE.

Al referirse a la inmigración, May dijo que el resultado del referéndum ha mostrado que los votantes no quieren que continúe el "libre movimiento" de personas como hasta ahora, por lo que el Gobierno analiza "opciones" sobre los nuevos controles migratorios.

"La gente también quiere ver oportunidades de trabajo, ver oportunidades económicas, y un buen acuerdo en el comercio de productos y servicios es también importante para nosotros", agregó.

May subrayó que confía en que la situación de los británicos que viven en otros países de la UE sea garantizada, lo que, a su vez, "garantizaría" el estatuto de los comunitarios en el Reino Unido.

La primera ministra británica dijo ayer antes de viajar a China que el Reino Unido será un "líder global" del comercio libre una vez concretado el Brexit.

"El mensaje para el G20 es que el Reino Unido está abierto a los negocios, como un país fuerte, seguro, que mira hacia afuera, y vamos a desempeñar una labor clave en la escena mundial", añadió.
Fuente:

Más Leídas