afondo - Vaticano Vaticano
miércoles 02 de noviembre de 2016

¿ Y si encuentran el cuerpo de Jesús en la tumba?

Los trabajos que realiza un grupo de arqueólogos en la iglesia del Santo Sepulcro reviven uno de los misterios más apasionados de la humanidad y base de la mayor religión monoteísta del mundo.

El retiro de la losa de la tumba de Cristo efectuada por un grupo de arqueólogos en la iglesia del Santo Sepulcro de Jerusalén, Israel, ha despertado el interés de miles de creyentes de todo el mundo. Los trabajos que realiza el grupo de expertos permitiría explicar varias dudas históricas sobre un lugar que es considerado por millones de personas como sagrado.

En un artículo publicado por el diario 'El País', el sacerdote retirado, periodista y escritor español Juan Arias, considera que muchos cristianos temen que los científicos logren descifrar algún misterio especial en la tumba de Jesús, como por ejemplo, encontrar su cadáver en dicho lugar. "¿Qué ocurriría si así fuera?", plantea Arias. "¿Se tambalearía, en dicho caso, la fe de los seguidores del cristianismo, la mayor religión monoteísta del mundo con más de dos mil años de historia?"

La resurrección de Jesucristo

En un hipotético caso de que esto ocurriera, afirma Arias, de seguro peligraría la teoría de la resurrección de Jesús, uno de los pilares fundamentales de la religión cristiana, pues según cita el autor las palabras de Pablo de Tarso, el apóstol postizo, "si Cristo no resucitó, vana es nuestra esperanza". Esto iría en contra de la creencia oficial apoyada por el Vaticano, que defiende la resurrección de Jesús en 'cuerpo y alma'.

A pesar de ello, mucho teólogos de la actualidad consideran que la resurrección de Cristo es en realidad un acto simbólico que defiende la idea de que al morir, el espíritu continúa viviendo. Esta teoría se alimenta de la afirmación de que los cuatro evangelios que describen los últimos momentos de la vida de Cristo y su muerte cuentan con muchas contradicciones que ponen en duda la verdad de algunos de estos hechos.

Debido a ello, considera Arias, la nueva teología es más prudente y prefiere defender la tesis de la resurrección simbólica. De ser así, los resultados que obtengan los arqueólogos en la iglesia del Santo Sepulcro serían irrelevantes.

Fuente: Actualidad RT

Dejanos tu comentario

Más Leídas