afondo - Mendoza Mendoza
viernes 06 de enero de 2017

Una escapada corta a Chile también es una tendencia este verano

Muchos cruzan a Viña o Reñaca sólo el fin de semana o por unos pocos días, para comprar o tirarse un rato al sol.

Aprovechar los buenos precios y las promociones y darse el gusto de disfrutar un poco del mar y la arena, terreno hoy copado por los mates y el che argentino y especialmente de Mendoza son un combo ideal para hacerse una escapada a Chile, por pocos días.

Los viajes cortos para los mendocinos, aprovechando la cercanía –a pesar de las más de 6 horas de demoras en la aduana– son también una tendencia en plena temporada alta.

Parecen ser varios los factores que alientan a cruzar la cordillera para estar entre 3 y 5 días preferentemente en Viña del Mar y Reñaca, teniendo que soportar ahora más demoras que cuando hacían la misma escapada hace unos meses.

"Muchos prefieren venir menos días, pero no dejar de venir. Aprovechan que el clima está lindo para la playa pero también van de compras", contó Jorge Geraige, operador y director de la Cámara de Comercio y Turismo de Reñaca, asegurando que según la demanda han notado una merma en la cantidad de días de estadía. El promedio de noches es de 5, teniendo quienes sólo reservan 3 –el mínimo que la mayoría ofrece– y otros que llegan hasta los 7 días.

"Lo asociamos a la capacidad económica o a que el bolsillo aprieta. Pero vienen igual porque los precios siguen siendo accesibles y las tarifas de hospedajes se han mantenido, a pesar del aumento que representan los valores de la temporada alta, que son de 20% aproximadamente", comentó, detallando que hoy cuesta entre 100 y 200 dólares la noche, en un hotel o departamento para entre 2 y 6 personas.

Ajustarse un poco en los gastos de hospedaje, pero aprovechar los buenos precios de la indumentaria y la electrónica, es uno de los factores que alientan estas escapadas.

"Estuvimos sólo dos días. La idea era ir de compras y estar un rato en la playa. Los precios son buenos, aunque caminamos para compararlos", contó Jésica Ballester, que aprovechó junto con su novio y amigos viajar un jueves a la madrugada hacia Viña del Mar para regresar el sábado por la tarde. Lo deportivo y la indumentaria para fiestas fueron los artículos que más aprovecharon.

"Se sigue viendo el grupo de amigos que viene sólo a comprar", aseguró Geraige, con respecto a la moda salir de shopping a los malls chilenos, como los más pudientes eligen Miami para comprar.

"Los precios son tan tentadores que siempre te traes algo", agregó Alexis Silva (32), contando que junto con su familia hicieron un viaje fugaz hacia Concón el pasado fin de semana, desde el jueves 29 hasta el lunes 2 . Allí alquilaron una casa de familia que en temporada los mismos dueños arriendan, con el fin de economizar.

Para ellos el atractivo principal era el show de fuegos artificiales del 31 y poder disfrutar algo de mar. "Desde cualquier punto de vista es conveniente Chile para hacerte una escapada. Tenés playas que lo valen, el costo de la comida es similar a Mendoza y en combustible casi no hay diferencia. Si vas a comprar, la diferencia a tu favor sí es mucha", agregó el joven.

Los que "se estiran" hasta diez días
En contrapartida a los que llegan hasta Chile para unas vacaciones relámpago, están las familias o grupos de amigos que ya eran asiduos a sus playas y que siguen eligiéndolas, ahora con más buenos precios a su favor.

"El promedio de ocupación que registramos es de 10 noches, cuando en el 2016 era de 8. Entendemos que es por mayor conveniencia de precios", expresó Leonardo Varo, de Online Travel, detallando que este aumento se ve, sobre todo, entre los clientes que ya conocían el destino.

"Hay muchos que hacían varios años que no iban y ahora quisieron regresar y otros que se quieren quedar más", explayó. Para febrero, cuentan con 60% más de ocupación que la que registraban a esta altura en febrero de 2016.

Unos días de playa antes de emprender otros viajes
Así como algunos aprovechan para cuidar el bolsillo, otros eligen hacer estas escapadas a pesar de que tienen planificadas otras vacaciones en el exterior. "Siempre es una buena opción cuando hay otros planes de vacaciones a otro destino. Está bueno para comprar y despejar la cabeza ya que al estar cerca, por un poco más de plata estás en la playa en 6 horas", contó Estefanía Cugnini (27), cuya familia viajó a Viña del Mar, aunque sus vacaciones largas serán en otro país.

Como ellos, muchos mendocinos dejan los bolsos listos para terminar la semana laboral y partir por el fin de semana hacia el país vecino. Este es otro de los factores que hacen que estos días de la semana sean los más complicados para cruzar los Andes. Por eso, desde Migraciones alientan a que se viaje martes o miércoles.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas