afondo - Alejandro Fantino Alejandro Fantino
domingo 28 de agosto de 2016

Un encuentro con Alessandra

La sexóloga más famosa del continente llega el sábado a Mendoza para ofrecer una charla. Antes, habló de sus éxitos editoriales y de la televisión con Escenario.

Para muchas mujeres los libros de Alessandra Rampolla son algo así como la biblia y todo lo que ella pronuncia debe ser tomado como un mandamiento a seguir. Es que la sexóloga boricua se metió en las casas de millones de personas que no se animaban a llevar sus dudas ante un profesional.

A través de ejemplos claros y un lenguaje muy directo, esta mujer de 42 años lleva 15 años enseñándole a las mujeres a mejorar su vida sexual así como su pareja y su vida en general.

Autora de tres libros que fueron suceso en ventas (Sexo... Y ahora... que hago?! , La diosa erótica y Sexo, y ahora qué digo?! ) y estrella de televisión en todo el continente, por estos días se la puede ver en la pantalla del canal Fox junto con Alejandro Fantino en el programa Escuela para maridos.

Tras las exitosas giras que realizó por el país en 2012 y 2014, Alessandra vuelve a Mendoza con la charla Encuentros y desencuentros: del amor a las medias rotas.

El objetivo es lograr que el deseo perdure y las relaciones prosperen a través del autoconocimiento y del conocimiento del otro.

"Es un poco una locura que yo tenga que seguir diciendo lo mismo, pero parece que es lo que más cuesta", dice ella con su acento centroamericano y adelanta que ofrecerá claves, trucos y consejos para tomar las riendas de la relación, la vida y el sexo.

El encuentro entre las mendocinas y la sexóloga será el próximo sábado 3 de setiembre, a las 21.30, en el salón Fader del hotel Sheraton. Las entradas están a la venta en Tarjeta Nevada y Enjoy Casino.

Previo a su arribo al país, Diario UNO dialogó con Rampolla sobre su presente en televisión junto con Alejandro Fantino, sus éxitos editoriales y el gran cambio que dio su vida a partir del bypass gástrico al que se sometió hace ocho años.

–¿Cómo es la propuesta con la que venís Argentina?
–Seguimos charlando el tema de la pareja, vuelvo a Mendoza con esta temática. Esta vez, nos metemos en la cosa cotidiana y cómo esa cotidianeidad que tanto buscamos en la pareja a largo plazo termina siendo lo que provoca el desencuentro. Hablamos del descuido, de cuando dejamos de considerar a la persona que tenemos al lado y se empieza a dañarse todo. La realidad es que todo empieza en cosas chiquitas, el problema grande no ocurre de repente, es algo progresivo. Estamos enfocándonos en poder identificar qué es lo que está saliendo mal y así poder hacerlo mejor.

–Hablás mucho de la importancia de conocer a la pareja, pero también de conocerse a uno mismo...
–Para que la cosa funcione bien de entrada, tiene que haber entendimiento es muy básico. Es un poco una locura que yo tenga que seguir diciendo lo mismo, porque uno pensaría que es lo más básico, pero parece que es lo que más cuesta. Es muy importante conocerse, entender dónde estamos, saber situarse, no entrar a una relación con tantos rollos. Una vez que está todo funcionando, el sexo nutre a la pareja, pero la pareja también tiene que dar las condiciones para que el sexo pueda existir. En la relación a largo plazo, cuando ya se ven las medias rotas y el calzón deshilachado, todo se junta para trabajar en contra del erotismo y queremos revertirlo.

–Cuando arrancaste, con 27 años, te preguntaban sobre sexo, pero ahora también te preguntan sobre el amor y la pareja...
–Sí, pero me siguen preguntando más sobre sexo porque me conocieron como sexóloga y a nadie se le olvida. Esa parte no pasa desapercibida. Sí es verdad que se va ampliando el mapa. Llevo tantos años con presencia televisiva en varios países y realmente me doy cuenta de la evolución que hay en el público. El contexto para el sexo es lo más importante.

–Pero así como te preguntan de sexo, ahora también te preguntan cómo cuidás la figura que has conseguido...
–La verdad que sí, me preguntan mucho, pero la respuesta la di hace como ocho años cuando me hice una cirugía bariátrica. Claramente, la herramienta fue esa, pero tuve que generar un cambio que era necesario en mi vida porque la cirugía fue grande. Aprendí cosas al respecto de la nutrición, que son bastante básicas. Además, al crecer y evolucionar, entendí lo importante que era trabajar sobre mí misma. Me cuido en todo sentido. Medito mucho, hago yoga. Estoy empleando una manera de vivir mi vida que me hacen bien, me estoy cuidando mucho más. Creo que la cirugía fue un primer paso para empezar a cuidarme en lo espiritual y lo mental.

–¿Cómo fue trabajar con Alejandro Fantino en "Escuela para maridos"?
–Fue muy divertido. La paso muy bien. La experiencia de trabajar en Colombia y con colombianos y argentinos es muy buena. La paso súper bien con todos. Siento que hemos dado con un formato muy novedoso porque se trata de un programa cien por ciento de entretenimiento que, aunque lo hayas visto por casualidad, te fuiste con la clase tomada. Lo que se dice allí, no entra por un oído y sale por otro. Es un mix bien chévere el poder mostrar problemáticas bastante comunes, entonces las parejas que se sientan a verlo se sienten identificadas o aliviadas porque quizás a ellos esas cosas no les pasan. También pasa que ves exactamente lo que estás haciendo en casa y comprendes que no está bien. Lo interesante además es que quien se sienta como alumno no es el único que tiene problemas, todas las parejas aprenden. Además, es un trabajo muy real el que hacemos, yo me pongo el sombrero de maestra y ayudo, termina siendo un proceso muy rico para todos, tanto los involucrados como el público.

–¿Habrá más temporadas de "Escuela para maridos"?
–Sí, sobre el final del año, tengo más grabaciones con Fox y en 2017 también. Es decir que sí, se vienen varias temporadas más de este programa, lo cual me tiene muy contenta. Ese tipo de trabajo, además, me suele tener bastante ocupada.

–¿Qué planes tenés para el resto del año?
–Sigo de gira por algunas semanas en Argentina. Después tengo ese rodaje y tengo que terminar mi nuevo libro, el cual todavía no he terminado de definir y mucho menos de escribir porque me tocaron de por medio los fascículos que hice para Clarín y me demandaron muchísima escritura. La idea es que el libro esté listo en 2017.

¿Cómo hizo Alessandra para bajar 38 kilos?
En su sitio web, Universo Alessandra, la sexóloga más famosa dedica una sección a describir cómo transformó su cuerpo y explica paso a paso lo que sintió durante la cirugía bariátrica a la que se sometió en 2008 y con la que bajó 38 kilos.

Tomar la decisión
"Cuando decidí operarme lo hice por cuestiones de salud. Claro que me motivaba verme mejor, pero no era mi prioridad. Sabía que mi salud comenzaba a verse afectada por el sobrepeso", explica en la web y agrega: "No me sentía a gusto considerando buscar un embarazo si no podía hacer de mi cuerpo el mejor vehículo posible para dar vida", agrega quien, en ese momento, tenía como objetivo ser mamá.

Cómo fue el proceso
En agosto de 2008, Rampolla se sometió a una cirugía de bypass gástrico con los doctores Eduardo Bolaños y Felipe Chaux, médicos colombianos de renombre. El proceso incluyó seguimiento con un nutricionista y un psicólogo.

"La cirugía no es mágica. No hace milagros. El bypass gástrico debo mirarlo como una herramienta que me ayuda a controlar mi peso siempre y cuando mis acciones la apoyen. Trato de no olvidarme de eso", agrega la sexóloga puertorriqueña.

Tras la operación, ella cuenta que cambió su forma de vivir, de alimentación y que ahora se cuida en lo espiritual también.

"Me siento súper bien estando en este peso. Tengo un cuerpo que ahora tiene la posibilidad de funcionar mucho mejor", finaliza la rubia de 42 años.

Fuente:

Más Leídas