afondo afondo
miércoles 16 de marzo de 2016

Secretos que algunos dueños de hoteles no quieren que sepamos

Existen algunos detallitos que los huéspedes no imaginan o, tal vez, preferirían no saber.

Pensar en un hotel equivale a imaginar el placer de dormir en una cama gigante con sábanas blancas y de secarse con toallas frescas por la mañana.

Sin embargo, esas toallas y sábanas podrían no estar tan limpias como parecieran a simple vista. Estos son algunos de los secretos que el recepcionista nunca le contará durante su registro, según Quora.

Por eso enumeró estos secretos y consejos para que quienes se alojen en hoteles tengan en cuenta.

1- Quite mantas o edredones de la cama, ya que no todos los hoteles los limpian después de que se vaya cada huésped, aunque la obligación sea hacerlo.

2-Revise la mirilla de su puerta. Si está dañada o ha sido modificada (para incorporar una videocámara espía, por ejemplo), si nota algo raro pida otra habitación o cubra la mirilla con un papel.

3-Los insectos abundan en la madera, razón por la que los estantes para las valijas suelen ser un foco de infección. Ponga mejor su equipaje en otras piezas de mobiliario y dejé las maletas en el suelo.

4-El precio de una habitación de hotel depende de la suma gastada para construirla. Por cada 1.000 dólares que el hotel invierte en una habitación, debería cobrar un dólar por noche. Si un hotel invirtió 300.000 de dólares, debería cobrar 300 por noche.

5-Cuidado con el secador de pelo colgado en la pared, así como con los controles remoto de TV y los interruptores de luz, pues son de los objetos más antihigiénicos.

6-Aunque los minibares de las habitaciones son muy caros, no son rentables y muchas veces prefieren no cobrarlos porque su mercadería se adquiere en negro y optan por agregarlo al valor de la habitación de antemano.
Fuente:

Más Leídas