afondo afondo
domingo 04 de septiembre de 2016

Secretos de la naturaleza en el Parque Nacional Chaco

Fue creado hace 62 años y visitarlo es adentrarse en una multiplicidad de fauna y flora. Sus quebrachos añosos son el emblema de este espacio ubicado a 120km de Resistencia.

Ubicado en los departamentos Sargento Cabral y Presidente de la Plaza, en el centro de la provincia -zona del Chaco Húmedo-, las 14.981 hectáreas del Parque Nacional Chaco se encuentran a 120 kilómetros de la ciudad de Resistencia.
La pequeña localidad de Capitán Solari, de 1.500 habitantes y ubicada a sólo 5 kilómetros del área protegida, es no sólo la puerta de ingreso, sino también la beneficiaria directa de las políticas de inclusión llevadas adelante por el Parque Nacional Chaco.
"Hoy tenemos algunas familias viviendo del turismo en la zona y nuestro objetivo a mediano y largo plazo es que haya mas gente que lo haga como actividad sustentable, como herramienta de conservación", comentó el intendente del Parque, Sergio Arias Valdecantos.
En tal sentido, muchos de los que antes se dedicaban a la caza o a retirar madera del área trabajan hoy en día como prestadores de servicios para los turistas.
El Parque no cobra nada, ni el ingreso, porque se busca incentivar las visitas. Lo que sí searancela son los servicios como guías, comidas y demás que son realizados por la gente de la comunidad local.

Nuevas obras
En Capitán Solari, el Ministerio de Turismo de la Nación en conjunto con el Instituto de Turismo de la provincia del Chaco construyeron una oficina de turismo -una de las 7 que hay en todo el territorio provincial- que ha sido de gran ayuda y generó el entusiasmo de pequeños emprendedores del pueblo. Ya funciona un pequeño comedor para los turistas.
El Parque Nacional Chaco cuenta con un camping en la zona del Centro de Visitantes, acondicionado con sanitarios, zona wi fi, mesadas y fogones, y es el punto de partida hacia cualquiera de los 5 senderos que se pueden recorrer a pie, en bicicleta o en vehículo.
Para quienes disponen de poco tiempo, el sendero del Río Negro, con una extensión de 2,5 kilómetros, es el ideal para disfrutar de su tranquilidad, cruzar por un puente colgante, y ver y escuchar los aullidos -sobre todo en horas tempranas- del mono Carayá, emblema del Parque Nacional.
Otra alternativa son los senderos de las lagunas Carpincho y Yacaré, y el sendero del Abuelo "donde uno llega caminando por un monte fuerte donde están los árboles más grandes y lindos del Parque hasta llegar a un quebracho colorado de impresionante tamaño que tiene más de mil años.

Espejo de agua
Otro de los rincones de exuberante belleza paisajística es la Laguna de Panza de Cabra, mucho más distante en recorrido, a la que se llega atravesando la zona del quebrachal.
El agua de la Laguna Panza de Cabra conecta la de todos los esteros y parte del palmar y pastizal, que es mas inundable, entonces la colecta y se hace un pequeño río que va a desaguar a unas comunidades que están al sur del bello espacio natural.
Al Parque Nacional Chaco llegan por año unos 7 mil visitantes, el 30% de los cuales son extranjeros atraídos por la gran biodiversidad y un ambiente natural tranquilo, tal como figuran en muchas guías internacionales especializadas en este tpo de turismo.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas