afondo afondo
viernes 18 de marzo de 2016

Se iba Iván El Terrible y nacía la leyenda

Padre de la patria rusa y primero de todos los zares que gobernaron el país durante casi cuatro siglos, ha sido recordado por los episodios más oscuros de su vida.

El 18 de marzo de 1584 moría Iván El Terrible.

Es un personaje básico para entender la geopolítica del mundo durante siglos. Tanto es así que las repercusiones de su reinado han sido de gran importancia hasta la actualidad. Fuera de discusiones sobre si se trata de un gran personaje o un gran criminal, lo cierto es que se trata de un hombre que despierta el interés y la fascinación de quien estudia la biografía de una vida agitada, convulsa y llena de un profundo odio y dolor.

Padre de la patria rusa y primero de todos los zares que gobernaron el país durante casi cuatro siglos, ha sido recordado por los episodios más oscuros de su vida.

La infancia del joven príncipe fue un infierno. Quedó huérfano de niño y quedó marginado por los nobles.

La perturbada mente del Terrible se alimentó del horror y el dolor ajenos. Muchos boyardos fueron aniquilados. Iván IV limpió la corte con sus métodos y se apropió de los bienes y riquezas de aquellos que caían en desgracia.

En 1547 fue coronado rey de Moscovia (no era Rusia todavía), y fue el primero llamado 'Zar' (variante del César latino que significa "hombre que no rinde tributo a nadie"). El desastre llegó en una interminable guerra de casi 25 años contra Polonia, Lituania, Suecia y Livonia (Estonia y Letonia actuales).

La guerra arruinó a Rusia, También sufrió el pueblo. Iván creó la Oprichnina, la policía política controlada personalmente por el monarca. Cometieron atrocidades, llegando a matar a pueblos enteros, de 60 mil personas.

En 1581 mató a su propio hijo de un bastonazo en la cabeza. Esa muerte acrecentó al límite su locura. Murió sumido en la tristeza.
Fuente:

Más Leídas