afondo afondo
miércoles 17 de mayo de 2017

Restauraron la fertilidad en ratones con ovarios impresos en 3D

Ovarios artificiales consiguen restaurar la fertilidad en ratones. ¿Servirá para humanos?

¿Una posible solución a la infertilidad? Un equipo de investigadores de la Facultad de Medicina Feinberg de la Northwestern University de Chicago y la Escuela McCormick de Ingeniería en Evanston (EE. UU.) han empleado la impresión tridimensional para fabricar una estructura de ovario poroso e implantarlas en óvulos inmaduros y células foliculares del ovario (responsables del desarrollo de los óvulos). Los científicos han demostrado que los ratones infértiles a los que se implantó este ovario artificial no solo fueron capaces de ovular sino de dar a luz roedores completamente sanos y de forma natural. Se trata de la primera vez que una investigación logra este resultado gracias a la impresión tridimensional.

Los científicos querían buscar una alternativa a los enfoques actuales para resolver problemas de fertilidad que incluyen la fertilización in vitro y los trasplantes ováricos. La bioingeniería ha tratado de ofrecer una solución a largo plazo y sin efectos secundarios, pero hasta ahora, los resultados habían tenido un éxito limitado.

Uno de los desafíos de la ingeniería de tejidos en un reemplazo de ovario es garantizar que los folículos sobrevivan en el entorno artificial. Los ovarios bioprotésicos se han creado con un entramado de tubos de hidrogel con diminutos espacios para que las células interactúen correctamente hasta conseguir la forma de un óvulo fértil.

El implante resultante ya se ha utilizado anteriormente para tejidos para piel, hueso, corazón, cartílago y otras partes del cuerpo.

Los investigadores descubrieron que la bioprótesis 3-D ofrecía una manera de variar la arquitectura del poro del implante, pudiendo controlar el grado de movimiento de los folículos. Cuanta más interacción había con el andamio artificial, menos folículos se propagaban y más altas eran sus posibilidades de supervivencia.

Cuando los investigadores trasplantaron los ovarios artificiales en ratones esterilizados quirúrgicamente, los ratones ovularon, se aparearon con éxito y dieron a luz a camadas sanas; e incluso eran capaces de amamantar a sus crías.

"Este es el primer estudio que demuestra que la arquitectura del andamio hace una diferencia en la supervivencia de los folículos, pero no podríamos hacerlo si no usamos una plataforma de impresoras 3-D", explica Ramille Shah, líder del trabajo.

Fuente: Muy Interesante

Fuente:

Más Leídas