afondo - Buenos Aires Buenos Aires
domingo 28 de agosto de 2016

"Que te reconozcan por tu trabajo es increíble"

De visita. Milo Lockett estuvo en Mendoza, pintando un cuadro en vivo. El miércoles volverá para dejar inaugurada una muestra en el espacio cultural Le Parc. Antes, revela cómo define su obra y su proyección en Estados Unidos.

Mucho color, desenfado y originalidad es la manera perfecta de describir el cuadro que Milo Lockett pintó en vivo, el jueves pasado en Mendoza. El artista chaqueño viajó a la provincia invitado por Banco Supervielle, ya que es uno de los embajadores de esa marca, y participó de un evento empresarial que tuvo lugar en el complejo Arena Maipú.

Si bien el artista se volvió a Buenos Aires, este miércoles 31 próximo volverá para dejar inaugurada una muestra que realiza junto con YPF, titulada Colores nuestros.
La exhibición está conformada por tambores petroleros usados de la empresa que él intervino acompañado por niños. La iniciativa forma parte de un programa de inclusión social llamado "Acercar comunidades".

Diario UNO dialogó con el plástico de 48 años y adelantó que en unos meses se instalará en Estados Unidos para dejar su distintiva marca en aquel país.

–¿En qué te basaste para hacer el cuadro que pintaste en vivo?
–No pensé en ninguna temática. Trabajo sin boceto, por lo que no me es difícil pintar en vivo. Le puse mucho color porque me interesaba que tuviera mucho grafismo, pero la verdad es que nunca sé cómo va a terminar.

–¿Es lo mismo para vos pintar frente a la gente que en el interior de tu taller?
–Me gusta mucho, porque el trabajo del artista es muy solitario. Por ahí, cuando tenés compañía todo se vuelve más interesante.

–¿Cómo es la muestra que inaugurás el miércoles en el espacio Le Parc?
–Ese es un trabajo que hice en los lugares donde YPF tiene base petrolera y que se llama "Acercar comunidades". Llegamos al lugar y pintamos tambores petroleros con los vecinos y con chicos de la zona. La idea del proyecto es generar un acercamiento cultural con la gente que trabaja en esos lugares para así generar un vínculo más fuerte con la comunidad. Buscamos que la gente se animara a participar, que dieran una pincelada, que armáramos algo en conjunto que después les pertenezca. Es una excusa para establecer un vínculo con la gente.

–En los últimos años, siempre que visitaste Mendoza lo hiciste para llevar adelante trabajos solidarios y no para exponer...
–Hace mucho que no expongo acá y me encantaría hacerlo más seguido, pero la verdad es que no tuve mucha propuesta. Fijate que la muestra del miércoles la hace YPF, no es que alguien de acá me llamó para invitarme.

–¿Cómo recordás esos años en que eras empresario y no vivías de lo que más te gusta?
–La vida de un artista se enriquece todo el tiempo con las cosas que vive. Siempre digo que la mejor formación para un artista es el taller, su lugar de trabajo, pero todo aquello que hiciste antes también te formó. A mí me ayudó a tener un vínculo con el público y me acercó a la gente. Venimos de una escuela en la que el arte estaba separado y era de una elite, por eso nos parece novedoso que un artista pueda pintar en vivo y charlar con la gente. Muchos no pueden creer que les cuentes lo que estás haciendo cuando eso tendría que ser lo normal.

–Tu obra es muy lúdica, libre, y no usás bocetos, ¿encontraste rechazo alguna vez a tu estilo o tu técnica?
–No. Mi obra la vivo muy feliz. Trabajo todos los días y no tengo conflicto con el arte ni con el mundo del arte. Yo armo mi mundo y después te invito a verlo. Me gusta proponer a mí, no me hace falta que me propongan qué hacer. Todo el tiempo estoy haciendo cosas y no tengo tanto tiempo para pensar si lo que estoy haciendo está bien o está mal. Muchas veces me equivoco por hacer. Es mi mecanismo de trabajo y es lo que me trajo hasta acá.

–¿Existe equivocarse en el arte?
–Sí. Muchas veces te equivocás, pero es importante ver qué hacés con eso. Si únicamente te invade el miedo o quizás podés hacer algo con eso que pintás. Que te reconozcan por tu trabajo es increíble, pero hay mucho mito alrededor del arte, porque debería ser más accesible, más fácil. Estamos viviendo en el mundo desplazamientos y cambios muy interesantes que tienen que ver con el arte y que acá todavía no llega. En Argentina tenemos la vara muy alta y pensamos que sólo algunas personas pueden hacer arte. En todo el mundo, la gente juega con el arte. Cuando empecé a salir del país, empecé a descubrir otro mundo, que no es tan mezquino. Por algo, los argentinos cuando van a Europa visitan museos, pero a los de acá no van nunca. Tenemos unos museos que son increíbles, como el Bellas Artes de Neuquén, y la gente no lo sabe.

–¿Qué tenés planeado para lo que queda del año?
–Ahora me estoy yendo a Estados Unidos, en octubre más precisamente. Después de muchos años de idas y vueltas, he generado los lazos necesarios para empezar a vender mi obra allá. A mí me gusta instalarme y hacer varias cosas cuando voy a otro país, no solo vender. Estuve en Barcelona y di varias charlas, regalé un mural a una escuela de arte, me gusta hacer toda una movida. Me gusta que haya mucha obra mía en el país.

Colores nuestros
Cuándo: Inaugura el miércoles 31, a las 16 y se puede visitar hasta el 9 de setiembre
Dónde: Espacio cultural Julio Le Parc (Mitre y Godoy Cruz, Guaymallén)
Entradas Gratis
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas