afondo afondo
viernes 13 de enero de 2017

¿Por qué tenemos el apéndice?

Científicos han descubierto que el apéndice puede desempeñar un papel importante para nuestras defensas.

El apéndice, notorio por su tendencia a inflamarse o incluso reventar, ha sido históricamente visto como un órgano vestigial sin función real. Pero una nueva investigación apoya la idea de que ese órgano puede tener un importante propósito: proteger las bacterias beneficiosas que viven en el intestino.

Heather F. Smith, profesora asociada en la Facultad de Medicina Osteopática de la Universidad Midwestern en Arizona, EE.UU., ha estudiado la evolución de los rasgos gastrointestinales en diferentes especies de animales. Su nueva investigación, publicada en la revista 'Comptes Rendus Palevol', analiza la presencia o ausencia del apéndice en 533 diferentes mamíferos.

Smith descubrió que este órgano evolucionó de forma independiente en 30 diferentes "árboles genéticos". Además, el apéndice casi nunca desapareció de un linaje una vez que apareció. Esto sugiere que permanece por una razón: un propósito adaptativo.

Según el estudio, las especies que poseen apéndice tienden a tener mayores concentraciones de tejido linfoide en su ciego, una bolsa que conecta el intestino delgado y el intestino grueso. Este tipo de tejido puede desempeñar un papel en el sistema de defensas del organismo, y también puede estimular el crecimiento de bacterias intestinales sanas. Por lo tanto, tiene sentido, de acuerdo con Smith, que el apéndice realmente sirva como una "casa segura" para estos organismos beneficiosos.

¿Qué significa esto para las personas a quienes les han extirpado el apéndice? Según la doctora, no mucho.

"En general, las personas que han tenido una apendicectomía tienden a ser relativamente saludables y no tienen ningún efecto perjudicial grave", asegura Smith, quien fue sometida a este tipo de cirugía a los 12 años.

Fuente: Actualidad RT

Más Leídas