afondo afondo
miércoles 23 de agosto de 2017

Mascotas en aviones: todo lo que hay que tener en cuenta

Cada vez más viajeros elijen viajar junto a sus mascotas en avión pero existen ciertos recaudos a tener en cuenta. Subir a un vuelo ya sea por viaje de placer o por trabajo y encontrarse con perros de pequeño tamaño en los asientos de las aerolínea, hoy es moneda corriente.

Cada vez más personas optan por planificar largos viajes al exterior junto a sus mejores amigos y el movimiento pet friendly ya llegó también a las alturas, pero las condiciones para poder subir con una mascota al avión no son del todo sencillas.

Antes del aeropuerto

En una primera instancia en la que se decide llevar a la mascota al exterior o al interior del país, es sumamente necesario solicitar el ticket especial con la aerolínea contratada ya que, los vuelos suelen tener muy pocos asientos destinados para este servicio, se recomienda que los boletos se saquen todos juntos para evitar complicaciones.

"El servicio es arancelado y las tarifas a aplicar son por tramo y su valor depende del destino del viaje", aseguraron voceros de Aerolíneas Argentinas. Las mismas rondan entre $900 a USD 200 según el destino escogido.

Resulta fundamental la presentación de documentación que avale el estado clínico de la mascota. Tener al día las vacuna antirrábica y estar desparasitados son algunos de los requisitos que un veterinario matriculado tendrá que detallar en un certificado oficial. Esto es casi por igual en todas la aerolíneas aéreas que ofrecen el servicio.

"Para transportar gatos y perros, deberá presentarse la siguiente documentación, tanto certificado veterinario de buena salud y antirrábico, emitido con no más de diez 10 días de anterioridad a la partida del vuelo como también constancias de vacunación correspondientes", aseguraron voceros de Aerolineas Argentinas en su web oficial.

El tamaño también suele ser conclusivo a la hora de decidir viajar con mascotas, ya que no deben sobrepasar entre los 7 y 9 kilos con contenedor incluido, según las normativas particulares de cada compañía. El uso del contenedor es obligatorio tanto en perros como en gatos y solo se permite viajar a los pies del pasajero aquellos perros de asistencia para personas con discapacidad visual, ceguera o sordera. En este caso, la mascota deberá estar equipada con bozal, arnés adecuados y no podrá ocupar asiento.

"Las mascotas deberán trasladarse en un contenedor (jaula) adecuado, que se ubicará debajo del asiento delantero del pasajeros, y solamente se aceptará un animal (perro o gato) por pasajero hasta un límite de cuatro por vuelo uno en Club Economy y tres en clase turista", aseguraron desde Aerolíneas.

En el aeropuerto

Llegar con tiempo de sobra al aeropuerto desde siempre asegura que el abordaje sea sin sobresaltos, más aún si se trata de un viaje con mascotas. El pasajero debe acudir a los mostradores del SE.NA.SA. en el aeropuerto de partida a menos con cuatro horas previas al embarque, a fin de que un inspector de dicha institución realice la constatación física, documental y de lectura del microchip, si correspondiera.

Según la normativa de Aerolíneas, el trámite requiere que el pasajero presente tanto para la salida del país como para el ingreso a lugar de destino, la siguiente documentación:

– El Certificado veterinario internacional o Certificado Zoosanitario de Exportación, tanto original como fotocopia.

– Toda la documentación sanitaria específica, vacunas, entre otros. exigidas por el país de destino, original y fotocopia.

– La mascota

Realizada la inspección, el personal del SE.NA.SA. entrega un permiso de embarque, por triplicado, que habilita al pasajero a realizar el Check-in con su mascota. Una de las copias quedará para el puesto de frontera y el pasajero deberá presentar el original y una de las copias de dicho permiso en los mostradores de Check-in.

Fuente:

Más Leídas