afondo - Quino Quino
domingo 13 de agosto de 2017

Mafalda, la hija famosa de un gran mendocino

A pesar de que su última aparición fue hace 44 años, aún lidera el ranking de la región como la más leída del mundo.

Mafalda está dormida pero sonríe. Sueña con una manifestación mundial. Susanita la despierta y le llama la atención por reírse de una pesadilla. El dibujo de esa escena, entendida para muchos como un manifiesto, apareció el 25 de junio de 1973 junto con una tira sin cuadros, donde la niña y su pandilla anunciaban que les darían un descanso a los lectores. Serían las últimas tiras de la inmortal creación del mendocino Quino. A 44 años de esa publicación, Mafalda aún sigue siendo la historieta latinoamericana más vendida y, por ende, la más leída del planeta.

Que en más de cinco décadas no se hayan erradicado casi ninguno de los temas contra los que se indignó desde su primera aparición esta niña de 6 años, preocupada por la humanidad y la paz mundial, sería una de las claves de su fama mundial.

mafalda.jpg

El personaje que creó Joaquín Lavado (Quino), que nació en Guaymallén en 1932, ya habla 27 idiomas –recientemente su sumó el guaraní– y es conocida en Grecia, Italia, Francia y España, entre otros países.

Además de ser la más vendida de Latinoamérica, está presente en distintos escenarios. En Argentina tiene una estatua en la esquina de las calles Defensa y Chile, en homenaje al barrio natal de su creador; en Colegiales, Buenos Aires, hay una plaza con su nombre y en la estación de metro Perú hay un mural de "El mundo según Mafalda". También en el metro de París, en la estación Argentine, Mafalda observa atenta desde un mural a figuras como Jorge Luis Borges.

datos.jpg

Quino la creó a partir del pedido de un amigo, que le encargó una historieta para vender electrodomésticos, publicidad que nunca se concretó. Sin embargo, el personaje apareció publicado dos años después, en 1964, en la revista Primera Plana.

En un principio participaron sólo Mafalda y sus padres. Quino después iría agregando personajes, como sus amigos Felipe, Manolito, Susanita, Miguelito y Libertad, y su hermanito, Guille. A pesar de que fue la consagración de su carrera, el mendocino reconoció en varias entrevistas que no es su dibujo preferido.

"Me gusta mucho más otro tipo de dibujo. Mafalda me echó a perder como dibujante. (...) Es el personaje que me hizo famoso. Antes me pasé doce años trabajando en otra cosa, en lo que me más me gusta, sin que pasara nada", le dijo a La Opinión Cultural.
Fuente:

Más Leídas