afondo - Mendoza Mendoza
domingo 08 de enero de 2017

Las prohibiciones abren las puertas a lo ilegal

Comerciantes y fabricantes de pirotecnia rescatan el valor milenario de los fuegos artificiales y la concientización para un uso correcto.

Por José Vecino y Eduardo Abraham
Los autores son referentes de la Asociación Pirotécnica de Mendoza y de la Cámara Argentina de Empresas de Fuegos Artificiales

Las festividades de Navidad y Año Nuevo volvieron a mostrar claramente la pasión de las sociedades por la tradición cultural de los fuegos artificiales y la pirotecnia de luz como parte fundamental de las grandes celebraciones.

No hay duda que el milenario arte nacido en China está presente como parte indivisible de las sociedades en cada momento de felicidad y celebración y obviamente alcanza su punto máximo para Año Nuevo.

Así todos lo mendocinos hemos consumido minutos y minutos de televisión admirando maravillosos espectáculos pirotécnicos en París, Londres, Shanghái, Melbourne o Dubái y miles de coterráneos cruzaron la cordillera para estar en Valparaíso para la tradicional celebración o en Santiago en el nuevo espectáculo de recepción de año en la Torre Entel.

En Mendoza desde la Asociación Pirotécnica Mendoza (ApirMen) y la Cámara Argentina de Empresas de Fuegos Artificiales (CAEFA) queremos agradecer el uso consciente y responsable de los fuegos artificiales y pirotecnia durante las fiestas que marcó una disminución notoria de accidentes por errores de uso o manipulación, todos ellos sin consecuencias graves. Esto es posible gracias a la campaña de concientización conjunta del Estado y los comerciantes, tarea que no debe ser dejada de lado y debe profundizarse durante todo el año.

Vivimos en una sociedad que disfruta de esta actividad recreativa y cultural, tanto que en todas las encuestas realizadas en medios electrónicos y on line el rechazo a la prohibición de los fuegos artificiales es igual o superior a los que piensan lo contrario.

Los mendocinos tienen claro qué y cómo es un espectáculo de Fuegos y Pirotecnia, lo han disfrutado en cada Vendimia Departamental y Nacional y varios centros comerciales han usado estos espectáculos como parte de sus campañas de posicionamiento y marketing. Tanto es así que el evento de fuegos artificiales supuestamente insonoros (cosa técnicamente imposible ya que no se puede realizar el lanzamiento sin la explosión) realizado días atrás fue duramente criticado por los miles de asistentes a través de sus mensajes en los medios de comunicación y redes sociales. El uso de elementos no adecuados termina en espectáculos menores que decepcionan a los asistentes.

Desde la APirMen y CAEFA contenemos a cientos de familias mendocinas que viven de la actividad y estamos a favor de seguir trabajando en la regulación de la actividad y del uso de pirotecnia, como lo hemos hecho hasta hoy, colaborando con los Estados Provinciales y Municipales y reclamamos trabajar en esa línea con gente idónea que trate el tema con responsabilidad y fundamentos científicos y técnicos que desmitifiquen la supuesta variedad de daños que los fuegos de artificio generan.

Las prohibiciones solo generan más problemas que soluciones y abren la puerta a la comercialización de material ilegal de dudosa procedencia, sin controles ni regulaciones, que son los principales factores de accidentes graves e irreparables.

El uso de pirotecnia y fuegos se da principalmente los días 24, 25, 31 y 1 dónde se consume y utiliza el 95 por ciento de la venta anual de productos.

Según todas las crónicas y estadísticas oficiales desde hace años los accidentes viales y el alcohol se cobran más víctimas fatales y lesiones graves que la pirotecnia y nadie pretende prohibir los automóviles o el espumante y la sidra. Por ello el camino es seguir trabajando (al igual que en la seguridad vial o el consumo responsable) en la concientización y regulación para contar cada día con productos más seguros y de calidad para el disfrute de la sociedad que año a año busca en los fuegos artificiales un espectáculo distinto que pueda brindarle un instante de felicidad compartido en familia.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas