afondo afondo
lunes 21 de agosto de 2017

Las abejas parecen comprender el concepto de "cero"

No solo hacen miel y polinizan las plantas; también son los primeros invertebrados en entender la noción de "cero".

Las abejas son probablemente los primeros animales invertebrados en entender la idea de cero en cuanto a ausencia de cantidad, o al menos eso parece deducirse a raíz de una investigación llevada a cabo por Scarlett Howard, de la Royal Melbourne Institute of Technology (RMIT) en la Universidad australiana de Melbourne.

Cuando los científicos implicados en el experimento animaban a los insectos a volar hacia una plataforma que contenía menos formas que otra, aparentemente reconocieron la noción de "ninguna forma" como un valor cuantitativo inferior a "algunas formas". El estudio fue presentado por la propia Scarlett Howard en un congreso sobre comportamiento animal recientemente celebrado en Estoril, Portugal, y ha sido publicado en la revista New Scientist.

La idea del cero es difícil de entender incluso para los seres humanos. De hecho, los niños pequeños suelen tener dificultad para asimilarlo y normalmente aprenden lo que es el cero después de haber aprendido otros números.

abeja.jpg

En el reino animal tampoco es frecuente la compresión de este concepto. Prácticamente solo los chimpancés y algunos otros monos, si son enseñados y adiestrados para ello, pueden llegar a aprenderlo. Por eso es sorprendente que las abejas, que tienen un cerebro muy pequeño, también puedan hacerlo, cosa que está fuera de la capacidad del resto de los invertebrados.

Para comprobar si estos insectos eran capaces de entender el cero, Scarlett Howard y sus colegas entrenaron previamente a las abejas para diferenciar entre dos números o cantidades. Con ese objetivo, según explican, construyeron dos plataformas.

En cada una de ellas había entre una y cuatro formas diferentes. En una plataforma, a las abejas se les dio una solución de sacarosa, dulce y atractiva para su paladar, y en la otra una solución de quinina de sabor desagradable. Investigaciones precedentes habían demostrado que estos insectos aprenden más rápidamente si no solo se las recompensa por las elecciones correctas, sino también cuando se les castiga por las opciones equivocadas.

abeja2.jpg

En esta ocasión, los científicos entrenaron a las abejas a asociar la plataforma que tenía menos formas en ella con la recompensa dulce. Lo repitieron el suficiente número de veces como para que llegaran a optar por la elección correcta en el 80% de las ocasiones. Después las abejas fueron sometidas a nuevas pruebas con objetos de formas diferentes para confirmar que respondían al número de formas y no a su apariencia. A continuación, cuando se les dio la posibilidad de escoger entre dos o tres formas y "cero" formas, las abejas eligieron cero la mayor parte del tiempo.

En un segundo experimento, otras abejas fueron entrenadas de la misma manera, pero esta vez tuvieron que elegir entre aterrizar en una plataforma con cero, uno y seis objetos. Los insectos siempre eligieron "cero", pero fueron menos precisas y les costó más tiempo cuando la otra opción era uno en lugar de seis objetos.

Para los científicos, el hecho de que la distancia numérica entre las dos cantidades que les ofrecían pareciera afectar a la dificultad para decidir, es una prueba más de que probablemente conciben cero como un número o cantidad. Sin embargo, Scarlett Howard aún no tiene claro por qué disponen de esta habilidad: "Todavía hace falta llevar a cabo más investigaciones para averiguar por qué son capaces de hacer esto".

Fuente: Muy Interesante

Fuente:

Más Leídas