afondo - Luna Luna
miércoles 23 de agosto de 2017

La Luna estaría seca por dentro

Nuevas investigaciones plantean que cuando la Luna se formó era esencialmente un océano de magma.

El interior de la Luna está probablemente bastante seco, según un nuevo estudio de investigadores de la Scripps Institution of Oceanography de la Universidad de California en San Diego (EE. UU.) en el que se han analizado fragmentos de la 'Rusty rock', una roca recogida de la superficie del satélite natural de la Tierra durante la misión Apollo 16 allá por el año 1972.

Los resultados del estudio sugieren que cuando la Luna se formó, era extremadamente caliente, casi como un océano de magma.

Los expertos creen que habría sido tan caliente que cualquier líquido, compuestos y elementos volátiles bajo estas condiciones, se habría evaporado en los primeros momentos de la historia de la Luna.

La Rusty Rock "es la única piedra de la luna que volvió con lo que parecía ser óxido en sus superficies externas", dijo James Day, geoquímico de la Scripps Institution of Oceanography y principal autor del trabajo que recoge la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

luna.jpg


¿De dónde proviene ese óxido?
"Es una gran pregunta si la luna está húmeda o seca, puede parecer trivial, pero esto es realmente muy importante. Si la luna está seca -como hemos pensado durante los últimos 45 años, desde las misiones de Apolo- sería consistente con la formación de la luna en algún tipo de evento de impacto cataclísmico que la formó", dijo Day.

Y es que la cuestión de la humedad de la Luna es importante porque la cantidad de agua y otros elementos y compuestos volátiles (que se evaporan fácilmente) proporcionan pistas sobre la historia de la luna y cómo se formó.

Las implicaciones de la Rusty Rock han desconcertado a los científicos durante mucho tiempo, pues el agua es uno de los ingredientes esenciales del óxido. Pero, ¿de dónde podría provenir ese agua? Las pruebas mostraron que tanto la roca y el óxido eran de origen lunar. Sin embargo, el nuevo análisis químico a esta añeja roca revela que la composición de la roca es consistente con el hecho de que tenga un interior muy seco.

"Es un poco una paradoja. Es una roca húmeda que viene de una parte interior muy seca de la luna", explica Day.

luna.jpg


¿Cómo es posible? La clave es que la roca está llena de isótopos más ligeros que el zinc, lo que significa que es probablemente el producto de la condensación de zinc en la superficie de la luna después de evaporarse durante estos inicios tan calienetes.

"El zinc es un elemento volátil, por lo que se comporta un poco como el agua en condiciones de formación lunar. Es algo así como las nubes que se forman desde el océano, las nubes son ricas en isótopos ligeros de oxígeno y el océano es rico en isótopos pesados de oxígeno. Igualmente, el interior de la luna debe ser enriquecido en isótopos pesados y se ha agotado en isótopos ligeros y elementos volátiles, lo que significa que es seco", comenta Day.

Esta nueva investigación contradice un reciente estudio publicado en julio de 2017 en Nature Geoscience por científicos de la Universidad de Brown que analizaron depósitos de vidrio encontrados en la superficie lunar y concluyeron que la presencia de agua en estos depósitos sugería que el interior de la luna está realmente húmedo.

James Day es escéptico acerca de estos resultados. Habrá que esperar a ver los siguientes pasos para tratar de resolver finalmente este problema.

Fuente: Muy Interesante

Fuente:

Más Leídas