afondo - Mendoza Mendoza
domingo 23 de julio de 2017

La hazaña de San Martín, en viñetas

El libro de historietas El cruce de los Andes, con textos de Andrés Llugany y dibujos de Víctor Gallardo, cuenta la gesta desde el miedo

"Mantenga erguida la mirada y firme la mano. Nadie debe notar el miedo. Nadie", expresaba el general Don José de San Martín a su gente antes de emprender la gran aventura libertadora que lo llevó a conquistar la Bestia Blanca.

Porque fueron las cornisas de piedras, el frío extremo y los agresivos vientos de nieve los que tuvo que vencer San Martín, hace 200 años, al cruzar la cordillera de los Andes para liberar a los pueblos americanos de la corona española.

Y el coraje para la hazaña, venciendo los más profundos miedos de su humanidad, se reflejan en El cruce de los Andes, libro de historietas de Andrés Llugany, con ilustraciones de Víctor Gallardo que –en el bicentenario de la Gesta Libertadora– fue reeditado por Ediciones Culturales de Mendoza.

Con una tirada de dos mil ejemplares, repartidos en escuelas provinciales y a la venta en Ediciones Culturales (Secretaría de Cultura de Mendoza, España y Gutiérrez, Ciudad) y en librerías locales, el libro fue publicado por primera vez en 2012 y este año especial para la conmemoración de la proeza sanmartiniana vuelve a primera plana.

"Me convocaron para convertir la historia del cruce sanmartiniano en historieta, y tomando los datos históricos concretos traté de ir más allá de la mera historieta histórica. Me propuse darle un mensaje al lector, que son niños y jóvenes, y ese mensaje es cómo enfrentar los miedos", explicó Andrés Llugany.
Humanizar la figura de San Martín no fue algo complicado para el historietista, ya que "es un prócer tan profundo y sensible que realmente no nos podemos quedar en los datos de fechas, batallas...", dijo. Y completó: "Podemos sacar cuestiones muy íntimas de su ser para narrar historias. La verdad es que un tipo que se enfrentó a la gran montaña debió enfrentarse al miedo, y eso es lo que utilicé para hablarles a los pequeños lectores".

Y el objetivo está cumplido, porque de las viñetas se extraen las relaciones de San Martín con sus soldados, sus pesadillas nocturnas, su sueño desvelado de independencia y libertad.

"Del otro lado de estos montes hay pueblos enteros que esperan nuestra llegada, pueblos que se unirán a nuestra lucha. Pero ahora estamos solos. ¡Solos contra estas inmensas moles de piedra! Rezaremos y haremos las promesas que sean necesarias, pero en este momento... dependemos de nosotros mismos", declaró el general en las viñetas de Llugany.

"La historieta es una entrada muy accesible para niños y jóvenes, por eso es ideal pasar la historia al formato historietístico. Yo no lo había hecho nunca y, aunque mis narraciones van por otro lado, volvería a hacerlo", confiesa.
Fuente:

Más Leídas