afondo afondo
martes 17 de mayo de 2016

Esto es lo que ocurre cuando un pájaro descuida su nido

Quisieron grabar el nacimiento de los pichones, pero el desenlace fue muy distinto

Probablemente hayas encontrado más de una vez un nido de pájaros cerca de tu casa. En el tejado, en un árbol del jardín, en una cañería... cada ave se las arregla como puede para construir un hogar para sus crías. Pero tan importante como elaborar ese lecho es protegerlo de los peligros que puedan amenazarlo. En la naturaleza rige la ley del más fuerte, por eso no es buena idea bajar la guardia ni por un minuto: las consecuencias pueden ser fatales.

Así lo demuestra el increíble vídeo en 'time-lapse' que ha compartido en YouTube un usuario llamado Tan Nguyen. Este aficionado a los drones y los gadgets electrónicos encontró un pequeño nido en un árbol de su jardín y pensó que podía ser buena idea instalar allí su cámara GoPro. De ese modo podría captar el emocionante momento en que los polluelos asoman al mundo por primera vez. Sin embargo, como podrás ver a continuación, las imágenes que obtuvo fueron muy diferentes.


En el comienzo del video vemos como un pájaro protege cuatro pequeños huevos azules en su nido. Todo parece normal, incluso que el guardián se ausente durante unos instantes, acaso en busca de algún alimento. Sin embargo, esos minutos de vulnerabilidad resultan dramáticos. En poco tiempo asoma la cabeza un temible depredador, una serpiente no demasiado grande pero sí visiblemente interesada en lo que para ella es un auténtico manjar.

La grabación muestra el impresionante momento en que el ofidio se abalanza sobre los huevos, uno tras otro hasta devorar los cuatro. Aunque cada uno de ellos tiene aproximadamente el mismo tamaño que su cabeza, la serpiente es capaz de engullirlos enteros sin excesivos contratiempos. Una vez terminado el festín, desaparece del lugar con tanto sigilo como había llegado. Por desgracia, no podemos ver qué sucede cuando el pájaro regresa y encuentra su nido vacío.

El vídeo se ha hecho viral y en cuatro días acumula cerca de tres millones y medio de reproducciones. En los más de 6.000 comentarios que se han publicado, los internautas lamentan el cruel destino de las cuatro crías que nunca verán la luz del sol. Un ejemplo más de las sorpresas que puede depararnos la observación de la naturaleza, como las increíbles imágenes de unas orcas cazando un tiburón que te mostramos por aquí hace unos días.

pajaro bobo



Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas