afondo - Mendoza Mendoza
martes 04 de julio de 2017

El gurú del liderazgo que aplica la fórmula de San Martín para las empresas de hoy

José Antonioni investigó la vida del prócer durante 43 años. Actualmente brinda charlas motivacionales inspirándose en él. El Ejército de los Andes fue un modelo de gestión.

"Para ser exitoso hoy, hay que hacer lo que hacía San Martín hace 200 años". La frase corresponde al historiador José Antonioni, profesor de Historia y uno de los estudiosos más destacados de la vida del máximo prócer.

Antonioni ha dedicado gran parte de su vida a investigar a San Martín para darle una aplicación práctica en la actualidad. Por eso dedica sus días a dar clases de liderazgo en empresas valiéndose de la figura del Padre de la Patria.

"Todos los gurúes del Siglo XXI dicen las mismas cosas que San Martín decía hace 200 años. Tenemos mucho que aprender. Lo que San Martín puso en práctica para concretar la gesta libertadora hoy puede servir para alcanzar el éxito en cualquier organización", sostiene Antonioni.

Por eso dicta charlas en empresas de primer nivel como Mercedes Benz, OSDE, YPF o Emepa. También ha capacitado al personal que trabaja en el Programa de Lucha Antigranizo, al personal de la Administración Tributaria Mendoza (ATM) y al de la AFIP, entre otras organizaciones.

Antonioni dará este jueves una charla sobre la figura de José de San Martín –como líder, pero además como administrador intendente de Cuyo–, organizada por la revista Primera Fila, dando inicio así al Foro de Primera Fila, donde se realizarán disertaciones de interés y actualidad.

–De la vida de San Martín, ¿qué analizará en la charla?
–Llevo 43 años investigando la vida de San Martín, no quiere decir que sepa mucho, pero he escarbado mucho. He tenido el honor de estudiar en España, en Francia y en Bélgica. Tengo una visión absolutamente objetiva. Con San Martín no se hace fondo nunca, siempre hay aspectos interesantes para seguir aprendiendo. Pero yo doy una visión distinta de San Martín, porque lo traigo al presente. Capacito empresas con la temática del Libertador, porque hoy hay empresas que facturan millones pero tienen los pies de barro. Han hecho código de barras de su personal y ninguna empresa es mejor que su gente. San Martín fue un potenciador del hombre; con escasos recursos, con medios que parecían no adecuados, en tiempos muy adversos. Todos los gurúes coinciden en la importancia del pensamiento lateral, en pensar de manera diferente, y eso es lo que hacía San Martín. Fue un hombre que vivió 200 años antes.

–¿ Qué es lo que hoy deberíamos tomar como ejemplo de San Martín?
–Debe ser ejemplo para nuestro presente, es muy necesario porque estamos pasando por una situación difícil. El país necesita de buenos ejemplos, porque sino se pierde el rumbo. En este país nos han llenado de dioses falsos, de zonas grises y la desesperanza ha entrado en el corazón de nuestros jóvenes. Por eso San Martín es un ejemplo absolutamente válido para hacer argentinos en serio, de los que hacen falta.

–¿Cuál es la reacción que percibe en su auditorio cuando da charlas basándose en San Martín?
–La gente se transforma, esto es medicina y de la buena. En un siglo XXI donde el mundo y la Patria están en crisis, la vida de San Martín es un ejemplo válido para nuestros días. Yo no hablo de utopías en las charlas empresariales, hablo con un ejemplo histórico.

–¿Podría mencionar la máxima cualidad que hoy deberíamos recuperar de San Martín?
–Su ejemplo personal. Cuando él llegó a Mendoza dijo: "Ha llegado la hora de los verdaderos patriotas, el lujo y la comodidad deben avergonzarnos, a partir de ahora nuestros sueldos, empezando por el mío, quedan reducidos a la mitad". Ejerció una patriotismo alucinante, un fuego devastador, un apetito por la libertad. Por donde se lo mire fue impecable en su vida personal, y en su vida pública. Es conmovedor y apasionante su vida.

–¿Para quién puede ser fuente de inspiración?
–Para el todo el público, para los referentes de empresas, los docentes, y para gente de todas las edades; pero sobre todo para los jóvenes, porque da un mensaje de gran fortaleza. Escuchar sobre la vida de San Martín no es para sacarse un 10 en Historia, sino para meterse en la piel del Libertador. En las empresas, en las organizaciones, estamos llenos de mezquindades y de individualidades, pero para triunfar hay que pensar en equipo. El Ejército de los Andes fue un modelo de empresa.

antonioni-2.jpg

Fuente:

Más Leídas