afondo afondo
sábado 09 de julio de 2016

Científicos unidos en la búsqueda de una civilización extraterrestre

El Instituto SETI hace un llamamiento a investigadores de todo el mundo para progresar en el rastreo de alienígenas que pueden ser muy diferentes de nosotros.

El famoso Instituto SETI (Search for Extra Terrestrial Intelligence) comenzó la búsqueda de inteligencia extraterrestre en la década de los 60 utilizando la radioastronomía para detectar algún saludo proveniente del espacio. Desde entonces, esta organización con base en Mountain View, California, sigue rastreando señales de radio y ópticas generadas con una tecnología similar a la nuestra con, la verdad, nulos resultados. Sin embargo, sus responsables están convencidos no solo de que el esfuerzo merece la pena, sino de que es necesario hacer aún más (y diferente) por conseguir sus objetivos.

Nathalie A. Cabrol, directora del Centro Carl Sagan para la Investigación en el Instituto SETI sugiere en un artículo en la revista Astrobiology la necesidad de un cambio radical en la búsqueda de una hipotética civilización alienígena. «Para encontrar a ET, debemos abrir nuestras mentes más allá de una perspectiva centrada en la Tierra, ampliar nuestros métodos de investigación e implementar nuevas herramientas», propone. «Nunca antes han estado disponibles tantos datos en tantas disciplinas científicas para ayudarnos a comprender el papel de los eventos probabilísticos en el desarrollo de la inteligencia extraterrestre. Estos datos nos dicen que cada mundo es un experimento planetario único. Es probable que la vida inteligente avanzada sea abundante en el Universo, pero puede ser muy diferente de nosotros, sobre la base de lo que ahora sabemos de la coevolución de la vida y el medioambiente».

Hoja de ruta

En la llamada a la acción, Cabrol promueve la creación de un Instituto Virtual con la participación de la comunidad científica mundial. El nuevo Instituto SETI virtual integraría nuestro conocimiento desde diferentes áreas para entender cómo puede ser la vida inteligente extraterrestre y dónde puede encontrarse, un paso más allá de la perspectiva antropocéntrica. Para la investigadora, nuevas estrategias de detección generadas por este enfoque aumentarían nuestras posibilidades de encontrar a alguien ahí fuera mediante la identificación de nuevos objetivos.

En definitiva, lo que SETI pretende es ampliar la visión y las estrategias para su investigación y la ruptura de las limitaciones impuestas cuando se imagina que esos seres son similares a nosotros mismos. «Este nuevo esfuerzo ampliará nuestra comprensión de la vida en el universo», dice.

«Es el momento adecuado para que la investigación SETI en todo el mundo abra un nuevo capítulo en su historia», dice Bill Diamond, presidente y CEO del organismo científico. «En los próximos meses, vamos a invitar a las comunidades de investigadores estadounidenses e internacionales para que contribuyan a una nueva hoja de ruta científica para SETI. Vamos a explorar los recursos para el desarrollo de un Instituto Virtual y un marco intelectual para proyectos centrados en el avance del conocimiento sobre la inteligencia extraterrestre», anuncia.

Probablemente la iniciativa se encuentre con la oposición de algunos científicos que tienen la teoría de que es mejor no provocar el contacto con otra civilización que, tecnológicamente superior, nos trataría «como nosotros tratamos a los chimpancés», en palabras del astrofísico y divulgador estadounidense Neil deGrasse en el pasado festival Starmus.

Fuente: ABC
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas