afondo afondo
jueves 21 de septiembre de 2017

Científicos recrearon una imagen de una criatura de hace 500 millones de años

Especialistas lograron reconstruir en detalle la figura de un artrópodo, de un centímetro de extensión, preservado a la perfección en rocas marinas.

El ya extinguido artrópodo Agnostus Pisiformis vivió hace unos 500 millones de años. Sin embargo, gracias al alto grado de preservación que mantuvieron algunos ejemplares fosilizados en rocas del mar, especialistas han logrado recrear en detalle el aspecto de esta especie, cuyos individuos tuvieron un tamaño de no más de un centímetro de extensión.

"El increíble grado de detalle que se ha preservado significa que podemos captar toda la anatomía del animal, que a su vez muestra mucho de la ecología y del modo de vida de la zona en la época en la que vivió", comentó Mats Eriksson, profesor de Geología en la Universidad de Lund, en Suecia, publicó la revista Earth-Science Reviews.

Mientras la calidad de la imagen sorprende incluso a los especialistas, los investigadores liderados por Eriksson detallaron que el artrópodo nacía en forma de larva y, cuando llegaba a la edad adulta, desarrollaba un exoesqueleto rígido, con lo cual su cuerpo quedaba protegido por dos escudos, similares a las conchas o caparazón de las almejas.

Aunque poco se sabe sobre la vida de esta criatura marina, que habitaba en zonas de la actual Escandinavia, se estima que se alimentaba de materia orgánica que extraía del agua.

Un 'fósil índice'
Las particularidades del artrópodo llevaron a los científicos a definirlo como un 'fósil índice'. Se llama de esta madera a aquellos que existieron sólo en un período puntual, y de acuerdo con la capa de la roca en la que se encuentren, puede datarse con exactitud la época a la que pertenecieron.

Además de las imágenes desarrolladas por los científicos, también algunos artistas reprodujeron al Agnostus Pisiformis, aunque a una escala mayor. Para ello utilizaron silicona traslúcida.

Sus detalladas reproducciones serán exhibidas en una exposición itinerante sobre animales extraños que habitaron en los mares durante el período Cámbrico de la era Paleozoica. Transcurrido hace más de 500 millones de años, ese lapso se caracterizó por una rápida expansión de la vida, que dio origen a nuevas criaturas. "Es uno de los períodos más emocionantes de la historia de la Tierra", aseguró Eriksson.

Fuente: Actualidad RT

Más Leídas