Autores mendocinos en una obra de Marta Minujín

Por segundo año consecutivo la Editorial de la Universidad Nacional de Cuyo (Ediunc) está presente en este encuentro literario alemán.

En la Feria del Libro de Frankfurt hay 26 editoriales argentinas que exhibirán sus títulos y comercializarán sus catálogos. Más de 13 de ellas son universitarias.

Por segundo año consecutivo la Editorial de la Universidad Nacional de Cuyo (Ediunc) está presente en este encuentro literario alemán.

Se trata del mercado más importante para los libros, los medios de comunicación, derechos y licencias en todo el mundo. La participación en esta Feria está financiada por la Secretaría de Políticas Universitarias y acompañada por la Red de Editoriales de Universidades Nacionales (REUN), del Consejo Interuniversitario Nacional.
La Ediunc con Marta Minujín
Este encuentro cultural además servirá de plataforma a la artista argentina Marta Minujín para la recolección de obras antiguamente prohibidas para una reedición de su instalación El partenón de libros, de 1983, que verá la luz en 2017.

La Ediunc participará donando: Apuntes de la memoria, de Nazareno Zama, de Antonio Di Benedetto; El Hombre de harina, de Rodolfo Braceli, Hombres de hierro, León Gieco; Apuntes de la memoria, de Nazareno Bravo; Mercedes Molina Galarza, Paula Baigorria y Esteban Tealdi; El Libro de los juicios, de varios autores; La universidad inconclusa, de Martín Aveiro, y Hegel-Marx, el método dialéctico, de Oward Ferrari.

El partenón de libros se ubicará en la plaza de Friedrichsplatz, lugar donde, el 19 de mayo de 1933, en una acción llamada "Campaña en contra del espíritu no-germano", los nazis quemaron unos 2.000 libros.
La instalación de Minujín será construida como réplica del templo de la Acrópolis de Atenas, con lo que intentará simbolizar los ideales estéticos y políticos de la primera democracia.

La artista argentina realizó esta obra en 1983, con la que celebró la vuelta de la democracia. En ella, reunió los libros que habían sido prohibidos durante la dictadura militar.

Luego de cinco días, dos grúas ladearon la instalación para que los visitantes tomaran ejemplares y se los llevaran.

Una acción para devolver los libros a la circulación pública también está planeada para el nuevo partenón.
Fuente:

Más Leídas