afondo - Buenos Aires Buenos Aires
domingo 22 de mayo de 2016

Audia Valdez paseará su arte una vez más por México

La artista mendocina que une música, performance teatral y artes plásticas se presentará en la Feria Internacional de la Música de Guadalajara

Audia Valdez. Eloisa López. Son algunos de los nombres que ella ha adoptado en su carrera, que expresan partes tan personales y profundas de si misma que a veces se sorprende cuando la llaman por su verdadero nombre, Jimena López Rotella.

Es que en realidad esta mendocina que hace un tiempo decidió irse a Buenos Aires es muchas artistas en una. Y a su arte lo define como "música, imagen y performance, con elementos de la electrónica, el art pop, el trip-hop, el acid folk, el avant-garde y las puestas visuales".

En este último tiempo es Audia, ese personaje que inventó allá por 2001 para superar su timidez y que estuvo a cargo de Fotogramas, su último trabajo discográfico.

Y es también de Audia Valdez el trabajo que logró destacarse entre más de 700 proyectos de toda Latinoamérica y que formará parte de la Feria Internacional de la Música Profesional de Guadalajara, FIMPRO (México), que se va a desarrollar la semana próxima, del 25 al 28. Ella fue, junto a Axl Krygier y el grupo Los Espíritus, los únicos argentinos entre los 17 proyectos seleccionados.

–¿Qué vas a llevar a México?
–En México voy a presentar lo que he estado haciendo en el último tiempo, con distintos formatos. Me adapto: puedo tener una banda de seis músicos o estar sola. Ahora voy a presentar mi set, me llevo parte de mi laboratorio musical, como yo le digo a mi pequeño estudio. Lo que muestro es un poco lo que hago cuando compongo, con mis teclados, mis sonidos, mis pedales, mis afectos, construyendo en vivo los climas. Son canciones que tienen algo de performático, es bastante teatral, acompañado de videos. Sería una performance musical lo que estoy presentando últimamente.

–Tal como lo contás, es como espiarte mientras componés...
–Exacto, es así, un laboratorio, como trabajo yo. Después puedo sumar a músicos invitados y ese es otro proceso. Ahora estoy trabajando más en vivo y se va a reflejar en el nuevo disco que estoy armando. Manejo los tiempos de otra manera, veo cómo la gente va conectando con lo que estoy haciendo. Los temas van mutando en vivo.

–Desde lo visual, con tus looks, hasta lo musical, cuando tocás con músicos desde Zeta Bosio a Tilín Orozco, parece que el tema de la mutación está muy presente...
–Sí. Es que uno siempre está buscando, con qué conectar, cosas diferentes, fusionar. Por ejemplo, hace poco toqué con Mavi Díaz y Las Folkies y Peteco Carabajal. No sabía qué hacer, porque si bien lo de ellos es moderno, es un público de folclore y lo que yo hago es más electrónica. Les hice un remix en vivo y estuvo buenísimo. Fue una experiencia divina. Es muy lindo cuando la música une, a pesar de los estilos que cada uno haga. No me gusta encasillarme. Es arte, no importa de qué bando seas, hay que abrir las puertas.

–¿Sin aferrarte a un estilo y en cambio constante?
–Uno va cambiando, es parte también del concepto de cada disco. Si bien la esencia es la misma, uno va buscando otras cosas, experimentando. Me gusta buscar lo que me conecte más en ese momento. Eso es parte del camino, de la búsqueda.

La estética que se vive de modo natural
Audia Valdez también tiene una línea de ropa, surgida en un momento especial. "Fue hace como hace ocho años, por necesidad económica, no tenía un mango. Yo siempre dibujé, para mí siempre fue natural lo visual, no lo busqué, lo viví desde chiquita. Mi mamá era escultora (María Inés Rotella), mi hermano es fotógrafo (Javier López Rotella). Empecé vendiendo anillos en la calle en Palermo y conocí a un montón de diseñadores que vendían también en la calle y me impulsaron a diseñar ropa. Yo había hecho algunas cositas para mí. Empecé con cinco buzos y dos sacos, con un perchero en la calle. Vendí los sacos el primer día y así arranqué, muy de a poco. Mucha gente me conocía por eso, no por la música", recuerda.

–¿Cómo es tu ropa?
–Trato de que tenga coherencia, es ropa artística, no va con la moda, tiene todo un pensamiento detrás. En lo económico, es ropa accesible, para toda la gente y sin edad.

–¿Cuánto hay en tus diseños de todo ese ambiente artístico que viviste desde chiquita?
–Eso no se puede evitar. A veces veo mi ropa y tiene un montón de cosas de mi vieja, a nivel de las líneas, las rectas, cómo laburo la morfología, la geometría. Un amigo también me lo dijo, que las obras de mi mamá se parecen mucho a mis vestidos.

–¿Qué opinaba ella de tu ropa?
–A mí mamá le gustaba mucho. Yo la vestía, me encantaba hacerlo. Tuve la suerte de que mis padres siempre me apoyaron.

Fuente:

Más Leídas